Entradas ‘Thoreau’

Desobediencia civil

08/ 04/ 12
Thoreau

Hay leyes injustas: ¬ŅNos contentaremos con obedecerlas o intentaremos corregirlas? ¬ŅO las transgrediremos desde ahora mismo? Bajo un gobierno como este nuestro, muchos creen que deben esperar hasta convencer a la mayor√≠a de la necesidad de alterarlo. Creen que si opusieran resistencia el remedio ser√≠a peor que la enfermedad. Pero eso es culpa del propio gobierno.¬ŅPor qu√© no aprecia el valor de esa minor√≠a prudente? ¬ŅPor qu√© grita y se resiste antes de ser herido? ¬ŅPor qu√© no anima a sus ciudadanos a estar alerta y a se√Īalar los errores para mejorar en su acci√≥n?¬ŅPor qu√© tenemos siempre que crucificar a Cristo y excomulgar a Cop√©rnico y a Lutero y declarar rebeldes a Washington y a Franklin?

Se pensar√≠a que una negaci√≥n deliberada y pr√°ctica de su autoridad es la √ļnica ofensa que el gobierno no contempla; si no, ¬Ņpor qu√© no ha se√Īalado el castigo definitivo, adecuado y proporcionado? Si un hombre sin recursos se niega una sola vez a pagar nueve monedas al Estado, se le encarcela (sin que ninguna ley de que yo tenga noticia lo limite) por un per√≠odo indeterminado que se fija seg√ļn el arbitrio de quienes lo metieron all√≠; pero si hubiera robado noventa veces nueve monedas al Estado, en seguida se le dejar√≠a en libertad.

Si la injusticia forma parte de la necesaria fricci√≥n de la maquina del gobierno, dejadla as√≠, dejadla. Quiz√°s desaparezca con el tiempo; lo que s√≠ es cierto es que la m√°quina acabar√° por romperse. Si la injusticia tiene un muelle o una polea o una cuerda o una manivela exclusivamente para ella, entonces tal vez deb√°is considerar si el remedio no ser√° peor que la enfermedad; pero si es de tal naturaleza que os obliga a ser agentes de la injusticia, entonces os digo, quebrantad la ley. Que vuestra vida sea un freno que detenga la m√°quina. Lo que tengo que hacer es asegurarme de que no me presto a hacer el da√Īo que yo mismo condeno.

Henry David Thoreau, Desobediencia civil (1848)