Entradas ‘ciencia’

Galileo Galilei, de Bertolt Brecht

12/ 06/ 11
Galileo

“La ciencia comercia con el saber, con un saber ganado por la duda. Proporcionar saber sobre todo y para todos, eso es lo que pretende, y hacer de cada uno un desconfiado. Ahora bien, la mayor√≠a de la poblaci√≥n es mantenida en un vaho nacarado de supersticiones y viejas palabras por sus pr√≠ncipes, sus hacendados, sus cl√©rigos, que s√≥lo desean esconder sus propias maquinaciones. La miseria de la mayor√≠a es vieja como la monta√Īa y desde el pulpito y la c√°tedra se manifiesta que esa miseria es indestructible como la monta√Īa. Nuestro nuevo arte de la duda encant√≥ a la gran masa. Nos arranc√≥ el telescopio de las manos y lo enfoc√≥ contra sus torturadores. Estos hombres ego√≠stas y brutales, que aprovecharon √°vidamente para s√≠ los frutos de la ciencia, notaron al mismo tiempo que la fr√≠a mirada de la ciencia se dirig√≠a hacia esa miseria milenaria pero artificial que pod√≠a ser terminantemente anulada, si se los anulaba a ellos. Nos cubrieron de amenazas y sobornos, irresistibles para las almas d√©biles. ¬ŅPero acaso pod√≠amos negarnos a la masa y seguir siendo cient√≠ficos al mismo tiempo? Los movimientos de los astros son ahora f√°ciles de comprender, pero lo que no pueden calcular los pueblos son los movimientos de sus se√Īores. La lucha por la mensurabilidad del cielo se ha ganado por medio de la duda; mientras que las madres romanas, por la fe, pierden todos los d√≠as la disputa por la leche. A la ciencia le interesan las dos luchas. Una humanidad tambaleante en ese milenario vaho nacarado, demasiado ignorante para desplegar sus propias fuerzas no ser√° capaz de desplegar las fuerzas de la naturaleza que vosotros descubr√≠s. ¬ŅPara qu√© trabaj√°is? Mi opini√≥n es que el √ļnico fin de la ciencia debe ser aliviar las fatigas de la existencia humana. Si los hombres de ciencia, atemorizados por los d√©spotas, se conforman solamente con acumular saber por el saber mismo, se corre el peligro de que la ciencia sea mutilada y que vuestras m√°quinas s√≥lo signifiquen nuevas calamidades. As√≠ vay√°is descubriendo con el tiempo todo lo que hay que descubrir, vuestro progreso s√≥lo ser√° un alejamiento progresivo de la humanidad. El abismo entre vosotros y ella puede llegar a ser tan grande que vuestras exclamaciones de j√ļbilo por un invento cualquiera recibir√°n como eco un aterrador griter√≠o universal. Yo, como hombre de ciencia tuve una oportunidad excepcional: en mi √©poca la astronom√≠a lleg√≥ a los mercados. Bajo esas circunstancias √ļnicas, la firmeza de un hombre hubiera provocado grandes conmociones. Si yo hubiese resistido, los estudiosos de las ciencias naturales habr√≠an podido desarrollar alga as√≠ como el juramento de Hip√≥crates de los m√©dicos, la solemne promesa de utilizar su ciencia s√≥lo en beneficio de la humanidad.”

Este fragmento pertenece a la obra La vida de Galileo, cuya primera versi√≥n fue escrita por Bertolt Brecht entre los a√Īos 1937 y 1939. La segunda (versi√≥n americana) la escribi√≥ unos a√Īos m√°s tarde en colaboraci√≥n (dato para coleccionistas de curiosidades) con el actor Charles Laughton.

Si os ha gustado este fragmento no deberíais dejar de pasar por aquí.

Etiquetas: ,

Ciencia espa√Īola 2020

26/ 03/ 10
mi mesa cojea

A prop√≥sito de la reciente aprobaci√≥n del anteproyecto de la Ley de Ciencia por el Consejo de Ministros, y del debate generado, nos ha parecido oportuno hacer un peque√Īo viaje en el tiempo y recabar informaci√≥n desde el futuro a fin de comprobar los efectos de dicha disposici√≥n. Para ello nos hemos ido al blog Mi mesa cojea, que pilota con mano maestra Jose A. P√©rez, y que de vez en cuando hace una incursi√≥n en la Wikipedia del a√Īo 2020 para comprobar como nos ir√°. Este es el futuro de nuestra ciencia:

Ciencia espa√Īola 2020 (o La ciencia en Espa√Īa no necesita tijeras)

(Artículo copiado de Wikipedia el 12 de marzo de 2020)

La d√©cada de 2010 a 2020 es conocida como la Era Dorada de los cient√≠ficos espa√Īoles, particularmente de los alquimistas, los graf√≥logos, los numer√≥logos y, en general, los capricornio.

En 2011, un espa√Īol consigue el Premio Nobel de F√≠sica, lo que tiene una enorme repercusi√≥n medi√°tica en La 2 un domingo de madrugada.

La noche del 31 de diciembre 2011, dos millones de espa√Īoles con la FP sin terminar se suicidan despu√©s de que Pedro Piqueras abra su telediario diciendo que, seg√ļn el calendario maya, el mundo se acaba en dos horas. Lamentablemente, el mundo no se acaba y Telecinco lidera el mes.

En 2014, Iker Jiménez se convierte en Ministro de Ciencia e Innovación y declara que las antenas de los móviles dan cáncer porque lo ha leído en la Más Allá. Un mes después, Telefónica quiebra, lo que provoca que 250.000 personas pierdan su trabajo y 47 millones pierdan sus llamadas.

En 2015 la homeopat√≠a pasa a ser considerada oficialmente una ciencia y, s√≥lo ese a√Īo, 12.426 espa√Īoles mueren de apendicitis en sus casas mientras beben mucho agua.

En 2016, un grupo de cient√≠ficos del German Cancer Research Center descubren la vacuna contra el c√°ncer, pero el comunicado coincide con un Bar√ßa-Madrid y en Espa√Īa nadie se entera hasta pasados tres a√Īos.

En 2017 un taxista espa√Īol lee un libro de Stephen Hawking y llega al final, lo que provoca que un grupo de adolescentes le propinen una brutal paliza al grito de ¬°maric√≥n! y ¬°afrancesado!

Ese mismo a√Īo, los m√©dicos espa√Īoles empiezan a recomendar un innovador tratamiento contra el SIDA consistente en colocar la cama mirando hacia la ventana y dormirse con un mp3 de agua fluyendo. Miles de enfermos de SIDA mueren relajad√≠simos.

En 2018 el Ministro Jim√©nez declara que los egipcios tienen poderes mentales, dando lugar a un importante incidente diplom√°tico con Egipto. El Ministro de Asuntos Exteriores egipcio declara: “S√≠, tenemos poderes mentales que los espa√Īoles desconocen: sabemos sumar”. Pero lo dice en ingl√©s y en Espa√Īa nadie lo entiende.

En 2019 se ampl√≠a el presupuesto estatal para ciencia en un 1%, lo que hace que alcance la vertiginosa cifra de 3.200 euros, destinados √≠ntegramente a un se√Īor de Matalasca√Īas que busca en qu√© parte del cerebro est√° el alma.

A d√≠a de hoy, Espa√Īa es la primera potencia cient√≠fica empezando por el final y es el √ļnico pa√≠s donde el agua tiene derechos civiles por tener memoria.

En estos tiempos desquiciados no dejéis de visitar Mi mesa cojea.

Etiquetas: