Entradas ‘Avatar’

Avatar

11/ 12/ 09
wtwta

Avatar

Si la semana pasada habl√°bamos de una pel√≠cula hecha con m√©todos tradicionales, esta semana os presentamos Avatar, una superproducci√≥n de la que se dice que revolucionar√° el uso de los gr√°ficos por ordenador en el cine, as√≠ como el rodaje en tres dimensiones. Su director es James Cameron, que si bien no ha dirigido muchas pel√≠culas (no m√°s de diez), casi todas han sido grandes √©xitos: Terminator (1 y 2), Aliens (la segunda parte de alien), Mentiras arriesgadas, Abbyss y Titanic. Antes de esas pel√≠culas dirigi√≥ un par de cintas con menor presupuesto (Xenogenesis y Pira√Īa 2), y despu√©s del √©xito de Titanic (ganadora de 11 Oscars) se retir√≥ a planear su regreso con Avatar.

Durante los √ļltimos 12 a√Īos lleva buscando la forma de llevar la historia del planeta Pandora al cine. Cameron ha contado en varias entrevistas que comenz√≥ a escribir el gui√≥n, o por lo menos fragmentos de √©ste, antes de dirigir las pel√≠culas que lo hicieron famoso (y multimillonario). El problema era que no exist√≠a la tecnolog√≠a necesaria para hacerla cre√≠ble en una pantalla. Cansado de esperar a que otro inventara esa tecnolog√≠a, Cameron se lanz√≥ al taller a dise√Īar nuevas c√°maras que grabaran en 3D y as√≠ ir prepar√°ndose para su obra maestra.

pandora

Junto con Vince Pace desarrolló un modelo de cámara digital estereoscópica que graba en alta definición en tres dimensiones, llamado Fusion Camera System, que ha sido usado en otras películas apasionantes como SpyKids 3D o Las Aventuras de SharkBoy o LavaGirl 3D. Simplificando mucho, el mecanismo de la cámara no es más que dos cámaras juntas, cada una grabando desde un ángulo ligeramente diferente a la otra. Una vez en la sala de cine el proyector muestra las dos imágenes superpuestas, y con unas gafas especiales (no son las rojas y verdes pero son igual de incómodas) cada ojo ve sólo una de las versiones, dando la sensación de estar viendo la escena con la profundidad de un escenario real.

Con la c√°mara ya preparada Mr Cameron viaj√≥ a Nueva Zelanda para hacer una visita a su colega Peter Jackson y de paso contratar a los artistas de Weta digital (los responsables de El Se√Īor de los Anillos) para dar el mayor realismo a sus aliens pandorianos. Tanta tecnolog√≠a ha creado mucha expectaci√≥n sobre la cinta, a lo que Jaime contesta que lo importante es la historia, que los efectos especiales s√≥lo sirven para que nos identifiquemos con los personajes creados por ordenador, y para que nos metamos en la historia. Para aportar credibilidad a sus criaturas form√≥ un equipo multidisciplinar para inventar una cultura Na’vi, incluyendo su propio idioma, que los actores tuvieron que aprender.

Actualizaci√≥n: Sergio dice que os avise de que a partir de este punto hay spoilers! El trailer que circula por internet es bastante expl√≠cito (como todos hoy en d√≠a), y nos resume en pocos minutos la mayor parte de la historia. El lejano planeta Pandora tiene las mayores reservas de un mineral negro muy cotizado por los humanos. Los terr√≠colas mandamos nuestras naves a explotar los yacimientos y nos encontramos con dos problemas: el primero es que la atm√≥sfera es t√≥xica, y el segundo es que una especie nativa inteligente se resiste a su colonizaci√≥n: los Na’vi. La soluci√≥n a los dos problemas viene de mano de los ingenieros gen√©ticos, que crean los Avatar, unos h√≠bridos entre humano y Na’vi que puede ser controlados de forma remota por el humano. Los humanos planean infiltrarlos y as√≠ poder comenzar con una operaci√≥n de Libertad Duradera.

navi

El protagonista de la historia se llama Jake Sully (interpretado por Sam Worthington) y es un soldado que ha quedado parapl√©jico y se apunta al programa Avatar. Gracias a la criatura que se le asigna vuelve a sentir lo que es corretear por la jungla, en este caso la de Pandora. Poco a poco se gana la confianza de los Na’vi, se enamora de una de ellos (Neytiri, interpretada por Zoe Salda√Īa) y sin darse cuenta se encuentra entre los dos bandos de la batalla, encerrado en un cuerpo azul de tres metros.

La promoci√≥n de la pel√≠cula gener√≥ por si sola m√°s “hype” todav√≠a. Hace dos meses, en decenas de ciudades de todo el mundo se celebr√≥ el Avatar Day. De forma gratuita se organiz√≥ un pase de 20 minutos de rodaje en cines compatibles con la tecnolog√≠a 3D. Las opiniones fueron muy favorables, sobre todo sobre el aspecto art√≠stico del planeta. Para ser justos no era un estudio doble ciego que digamos, la muestra de individuos estaba un poco sesgada (Klaatu barada nikto), as√≠ que habr√° que esperar al d√≠a 18 para ver si lo √ļltimo de James Cameron est√° a la altura de tanta expectaci√≥n.

Etiquetas: ,