Entradas ‘ANA’

Fred Plum y los Anales de la Neurolog铆a

26/ 10/ 10
fred plum

Fred Plum mir贸 con desesperaci贸n la revista que ten铆a entre sus manos, en la sala de espera de la oficina de Washington de la Asociaci贸n de M茅dicos Americana. El papel era demasiado pobre, como el de un peri贸dico o un tabloide. Las ilustraciones eran de muy mala calidad, mucho peores que las del JAMA (Journal of American Medical Association).
Fred se gir贸 hacia su amigo Sam Trufant, presidente de la Asociaci贸n de Neur贸logos Americana, quien hab铆a accedido a acompa帽arle a esta reuni贸n:

-Lo que m谩s me molesta no es la porquer铆a de papel que usamos ni los dibujos prehist贸ricos. Lo que me revuelve las tripas es que soy el editor jefe de Archives, y estoy harto de que decidan retrasar nuestros n煤meros cuando les de la gana sin contar con mi opini贸n. Por Dios, Sam, le debo un m铆nimo de seriedad a nuestros autores, no puedo seguir con esto.

-Tranquilo, Fred. Estoy seguro de que entender谩n la situaci贸n y tomar谩n las medidas鈥-Trufant fue interrumpido por una voz de mujer.

-Disculpen, doctores, pueden pasar al despacho del Dr. Parrot.- Una joven secretaria les avis贸 desde detr谩s del enorme mostrador.

Max H. Parrot era un m茅dico de Portland con aspecto de pocos amigos. Era el Presidente electo de la AMA y apenas dedic贸 un gru帽ido a los dos neur贸logos mientras les indicaba con un gesto que ocupasen los dos asientos del despacho. Fred Plum trat贸 de calmar sus 谩nimos y le explic贸 a Parrot los problemas que atravesaba la revista Archives of Neurology, propiedad de la AMA. Tras escuchar al Dr. Plum (que ten铆a fama de excelente orador), Max Parrot mantuvo un tenso silencio. Encendi贸 un cigarro habano y comenz贸 a reirse.

-Doctor Plum, Doctor Trufant, pueden ustedes irse por donde han venido. No cambiaremos nuestra pol铆tica editorial para contentarles a ustedes.

Plum sostuvo una g茅lida mirada al m茅dico de Portland. Acto seguido, sonriendo para si mismo, se levant贸 del silla y abandon贸 el despacho sin despedirse del presidente de la AMA. Sam Trufant segu铆a con dificultad la marcha de su colega hacia la calle. Fred se detuvo al llegar a la acera.

-Fred, 驴est谩s bien?

-Que le den por culo a estos patanes, Sam. Fundaremos nuestra propia revista.

El ritmo de las siguientes semanas fue fren茅tico. Fred Plum dimiti贸 como editor en jefe de la revista Archives of Neurology, as铆 como todos los miembros de la junta editorial. La Asociaci贸n de Neur贸logos Americana (ANA) retir贸 su apoyo a la revista. Plum dise帽贸 la nueva revista desde cero. Se llamar铆a Annals of Neurology. Fred eligi贸 el distintivo color gris azulado de la portada (que mantiene en la actualidad) y supervis贸 cada detalle. Muchos art铆culos que hab铆a sido enviados a Archives se retiraron y se enviaron a Annals. La revista de la AMA sufri贸 tal golpe que tardar铆a a帽os en recuperarse. El mismo Plum se puso en contacto personalmente con muchos bibliotecarios para convencerles de que se suscribieran a su nueva revista, que contaba con el aval de la ANA (que s贸lo ten铆a 150 miembros) y de la Asociaci贸n de Neurolog铆a Pedi谩trica (que contaba con m谩s de 600). Los editores de Nueva York se rieron de la aventura de Plum, pero Little Brown, una peque帽a editorial de Boston, accedi贸 a publicar su revista.

anales

The Annals of Neurology se convirti贸 en un 茅xito instant谩neo. El primer n煤mero se public贸 en Enero de 1977, con una circulaci贸n inicial de casi 3000 ejemplares, y casi 6000 a finales de ese a帽o. Plum, guiado por el consejo de sus compa帽eros Posner y Asbury, introdujo cambios en la pol铆tica editorial imperante en la 茅poca, limitando el mandato del editor jefe a 8 a帽os y reduciendo los tiempos de aceptaci贸n de los art铆culos por debajo del periodo habitual de otras revistas, que tardaban alrededor de un a帽o. Treinta y tres a帽os despu茅s The Annals of Neurology est谩 entre las tres principales revistas de Neurolog铆a cl铆nca, peg谩ndose por la pole con Lancet Neurology y Brain.

Fred Plum falleci贸 el 11 de Junio de 2010, tras una larga lucha contra una Afasia Progresiva Primaria, una macabra paradoja para uno de los grandes neur贸logos del siglo XX, cuyas palabras alumbraron el camino a generaciones de m茅dicos con obras maestras como The Diagnosis of Stupor and Coma.