Ayer lleg贸 el fin del mundo

03/ 09/ 11
terreno bald铆o

“Ayer lleg贸 el fin del mundo.

Tras un nuevo aplazamiento denunciado por la oposici贸n, finalmente ayer, a las 17.30 horas, el gobierno desencaden贸 el fin del mundo. Tal y como se hab铆a reiteradamente prometido, las estrellas se desplomaron sobre la tierra incendiando casas y bosques; los r铆os desbordaron sus cauces y arrastraron en corriente estrepitosa poblados enteros; los oc茅anos dejaron caer muros de agua sobre las ciudades; grandes terremotos sacudieron el planeta derribando rascacielos y abriendo repentinos abismos en las calles; la peste, el fuego, la guerra y la muerte cabalgaron libremente por el mundo. Telecinco retransmiti贸 la cat谩strofe minuto a minuto y emitir谩 esta tarde un programa especial con las mejores im谩genes. 鈥淗emos respondido a las demandas de la poblaci贸n鈥, ha declarado el portavoz del gobierno Sucinto Turno.

Apenas si han sobrevivido 6.700 millones de personas, aunque la mayor parte de ellas se encuentra en una situaci贸n muy dif铆cil. Entre los supervivientes, en torno a mil millones se est谩n muriendo de hambre; 4.750 millones de supervivientes son pobres o muy pobres; 1.200 millones de supervivientes est谩n desempleados; 3.250 millones de supervivientes est谩n subempleados o trabajan en precario; 2.500 millones de supervivientes no tienen acceso a agua potable; 3.000 millones de supervivientes est谩n privados de servicios sanitarios elementales; 113 millones de ni帽os supervivientes no pueden ir a la escuela y 13 millones de ni帽os supervivientes morir谩n el pr贸ximo a帽o de enfermedades curables. De las especies animales supervivientes, 16.023 est谩n en peligro. 鈥淗emos esperado demasiado y pod铆a haberse hecho mejor, pero apoyamos la acci贸n del gobierno鈥, ha declarado Mart铆n Prolijo, l铆der de la oposici贸n.

Telef贸nica, Iberdrola y el Banco de Santander han doblado sus beneficios. Los mercados, tras meses de vaivenes e incertidumbres, reposan por fin tranquilos”.

Este es el 煤ltimo de los 34 relatos o Noticias perdidas publicados por Santiago Alba Rico en el suplemento de verano del diario P煤blico durante el verano de 2011. Son piezas muy breves pero con una enorme capacidad metaf贸rica, siempre sorprendentes, siempre portadoras de una enorme carga de profundidad. Jugando con la extra帽eza del planteamiento el lector se ve inmerso sin darse cuenta en el sinsentido de la vida, en el absurdo de este tiempo. El diario digital Rebeli贸n ha recopilado las 34 noticias, que pod茅is leer aqu铆.

Para quienes no lo conozcais, Santiago Alba Rico est谩 detr谩s de algunos de nuestros recuerdos infantiles, ya que fue uno de los guionistas de La bola de cristal (mitol贸gico programa de TV de los ochenta). Licenciado en Filosof铆a, ha escrito un mont贸n de libros y, muy ligado al mundo 谩rabe, ha realizado varias traducciones de autores 谩rabes al castellano.

Paz

25/ 08/ 11
Emigrante

Hoy estuvo Paz en la consulta. Paz, la hermana del hemat贸logo, la mujer que cuidaba de sus padres mientras su hermano estudiaba para hacerse con uno de esos huecos que la sociedad reservaba a los hombres. Mientras hablaba me di cuenta de c贸mo la inteligencia se deslizaba entre sus palabras y, mientras trataba de escuchar sus explicaciones, no pod铆a dejar de pensar en Jane Franklin, y en la sensibilidad infinita con que Eduardo Galeano la record贸 en uno de sus cuentos m谩s memorables. Un cuento que viene a continuaci贸n, dedicado a Paz.

鈥淒e los diecis茅is hermanos de Benjam铆n Franklin, Jane es la que m谩s se le parece en talento y fuerza de voluntad. Pero a la edad en que Benjam铆n se march贸 de casa para abrirse camino, Jane se cas贸 con un talabartero pobre, que la acept贸 sin dote, y diez meses despu茅s dio a luz su primer hijo. Desde entonces, durante un cuarto de siglo, Jane tuvo un hijo cada dos a帽os. Algunos ni帽os murieron, y cada muerte le abri贸 un tajo en el pecho. Los que vivieron exigieron comida, abrigo, instrucci贸n y consuelo. Jane pas贸 noches en vela acunando a los que lloraban, lav贸 monta帽as de ropa, ba帽贸 montoneras de ni帽os, corri贸 del mercado a la cocina, freg贸 torres de platos, ense帽贸 abecedarios y oficios, trabaj贸 codo a codo con su marido en el taller y atendi贸 a los hu茅spedes cuyo alquiler ayudaba a llenar la olla. Jane fue esposa devota y viuda ejemplar; y cuando ya estuvieron crecidos los hijos, se hizo cargo de sus propios padres achacosos y de sus hijas solteronas y de sus nietos sin amparo.

Jane jam谩s conoci贸 el placer de dejarse flotar en un lago, llevada a la deriva por un hijo de cometa, como suele hacer Benjam铆n a pesar de sus a帽os. Jane nunca tuvo tiempo de pensar, ni se permiti贸 dudar. Benjam铆n sigue siendo un amante fervoroso, pero Jane ignora que el sexo puede producir algo m谩s que hijos.

Benjam铆n, fundador de una naci贸n de inventores, es un gran hombre de todos los tiempos. Jane es una mujer de su tiempo, igual a casi todas las mujeres de todos los tiempos, que ha cumplido su deber en esta tierra y ha expiado su parte de culpa en la maldici贸n b铆blica. Ella ha hecho lo posible por no volverse loca y ha buscado, en vano, un poco de silencio.

Su caso carecer谩 de inter茅s para los historiadores.鈥

Si 茅l hubiera nacido mujer, de Eduardo Galeano.

9潞 Congreso Virtual de Neurolog铆a de la AMN

21/ 08/ 11
Congreso virtual

Durante estas semanas se est谩 desarrollando el 9潞 Congreso Virtual de Neurolog铆a que organiza la Academia Mexicana de Neurolog铆a y que os recomendamos vivamente. El congreso comenz贸 el pasado 8 de agosto y, cada lunes, se liberan en la red un conjunto de presentaciones, agrupadas tem谩ticamente. Ya est谩n disponibles las ponencias referidas a Enfermedades Neuromusculares y Cerebrovasculares, y durante las pr贸ximas semanas, hasta el 19 de septiembre, se liberar谩n las correspondientes a Demencias, Neurolog铆a Pedi谩trica, Movimientos anormales, Ep矛lepsia, Esclerosis m煤ltiple, Cefaleas, Neurofisiolog铆a, Infecciones y Trastornos del sue帽o.

Las ponencias son en general breves, de tem谩tica general, sin entrar en temas muy espec铆ficos, y sin duda ser谩n 煤tiles tanto para neur贸logos como para residentes y estudiantes, o para m茅dicos de otras especialidades.

Se requiere inscripci贸n, que es gratuita, y el acceso a m谩s del 80% de las ponencias da derecho a la emisi贸n de un diploma de participaci贸n. Asimismo se dispone de foros de debate y de la posibilidad de dirigir preguntas al ponente.

Nuestras felicitaciones a la Academia Mexicana de Neurolog铆a por mantener esta iniciativa y compartirla gratuitamente con todo el mundo, y por supuesto felicitaciones a todos los ponentes por su gran trabajo.

Enlace a la p谩gina del Congreso

La isla de las flores

19/ 08/ 11

Jorge Furtado es un reputado cineasta de Porto Alegre (Brasil) que en el a帽o 1989 sorprendi贸 a todos ganando el Oso de Plata al Mejor Cortometraje del Festival de Berl铆n con La Isla de las Flores. A lo largo de los a帽os el cortometraje ha circulado por Internet, convirti茅ndose en una pieza m铆tica, y es posible que algunos de vosotros lo hay谩is visto. Si no es as铆 os aseguramos que merece la pena dedicarle 12 minutos de vuestra vida.

La pel铆cula narra, a trav茅s de una voz en off y de una aut茅ntica catarata de im谩genes que se dedican a glosar lo que la voz va explicando, el periplo de un tomate desde su producci贸n en los campos hasta su destino final. El texto se convierte en una aut茅ntica lecci贸n sobre el planeta tierra y sobre los m谩s extra帽os animales que lo habitan (nosotros), expresada en sus t茅rminos m谩s simples. A trav茅s del periplo del tomate se sacan a la luz las relaciones sociales y econ贸micas que rigen nuestro mundo, con una mezcla de poes铆a y de acidez que no deja indiferente al espectador.

Si os interesa el autor, sigue activo en la Casa de Cinema de Porto Alegre y escribe un blog que pod茅is leer aqu铆.

Casa de Cinema

驴Sus guardias son penosas? Use fenobarbital y dormir谩 como un rey

15/ 08/ 11
Sala de hospital

Alfred

Estamos en el a帽o 1912, en Friburgo, la ciudad m谩s meridional de Alemania. En las elecciones de ese a帽o el Partido Social Dem贸crata barre a los partidarios del Imperio y muchos historiadores creen que la reacci贸n provocada por este hecho conducir谩 directamente a la Primera Guerra Mundial. Sin embargo nada de esto preocupa a Alfred Haupttman. Alfred s贸lo quiere dormir. Tiene ya 31 a帽os y, despu茅s de bastantes idas y venidas por las grandes Universidades del pa铆s, se encarga ahora de la guardia m茅dica nocturna de un hospital para epil茅pticos. La farmacolog铆a de la epilepsia es muy precaria en estos d铆as y pr谩cticamente el bromuro de potasio es la 煤nica medicina que, con resultados muy discretos, proporciona alg煤n alivio a estos pacientes. Por eso Alfred no duerme. En la gran sala de Hospital que comparte con sus enfermos, las crisis t贸nico-cl贸nicas van y vienen, y el joven doctor no consigue conciliar el sue帽o. Y despu茅s viene el d铆a, el pase de visita con la mente espesa, y el mal humor que no se le quita de encima desde que consigui贸 este trabajo en Friburgo. La vida era mejor en Heidelberg y en Hamburgo, y Alfred echa de menos al profesor Max Nonne, del que tanto ha aprendido.

Publicidad

Pero esta noche no. Esta noche Alfred necesita dormir. Ma帽ana es un d铆a importante para su carrera. Debe pronunciar una conferencia ante la flor y la nata de la medicina de Friburgo y no se puede permitir un fracaso. Debe exhibir toda la brillantez de su talento: se ha preparado mucho para esto y no puede fallar. Por eso coge el frasco de Luminal y se lo da a la enfermera: 鈥淯na dosis a cada paciente, se帽orita鈥. El Luminal es un f谩rmaco nuevo, un hipn贸tico sintetizado diez a帽os atr谩s en Alemania que acaba de comercializar la empresa Bayer. La enfermera, no sin cierta reticencia, distribuye el f谩rmaco. La noche es tranquila como nunca. Los pacientes duermen, Alfred duerme, la enfermera, inquieta, se acerca a las camas a comprobar que siguen respirando. Respiran. Y no sufren crisis.

Alfred abre los ojos a las seis de la ma帽ana. Le cuesta un poco ubicarse. Friburgo. Los epil茅pticos. La charla. 驴Los epil茅pticos? La enfermera lo confirma: ni una crisis, doctor Haupttmann. Ni una crisis. 驴Ser谩 el fenobarbital s贸lo un hipn贸tico? El d铆a transcurre seg煤n lo previsto. La charla de Alfred es buena pero no brillante. Su mente est谩 ausente: ni una crisis. Terminado el acto cient铆fico Alfred corre hacia el hospital. Ni una crisis, doctor Hauptmann. Las crisis volver谩n esa noche, pero est谩 claro que el Luminal no es s贸lo un hipn贸tico y Alfred debe demostrarlo. Y lo demostrar谩, introduciendo al fenobarbital en la farmacopea antiepil茅ptica donde sigue hoy, cien a帽os despu茅s, siendo a煤n el f谩rmaco antiepil茅ptico m谩s utilizado fuera del rico mundo occidental.

驴Pero a煤n lo fabrican?

Hace unos meses un compa帽ero neurocirujano me pidi贸 mi opini贸n sobre un caso muy dif铆cil, un paciente con una masa cerebral y un status epil茅ptico incoercible. Ya se hab铆a utilizado Valproato, Fenito铆na, Levetiracetam, y el status continuaba. Yo le suger铆 utilizar fenobarbital, al fin y al cabo las gu铆as de pr谩ctica cl铆nica siguen recomend谩ndolo como tratamiento del status. Su respuesta fue perpleja: pero… 驴a煤n lo fabrican?

No s贸lo se fabrica sino que es el antiepil茅ptico m谩s prescrito en el planeta, recomendado por la OMS como f谩rmaco de primera l铆nea para las crisis parciales y para las generalizadas t贸nico-cl贸nicas. En Occidente ha venido siendo relegado a f谩rmaco de segunda o tercera l铆nea por sus efectos sedantes, y por la presi贸n de la industria que conduce a la prescripci贸n de f谩rmacos m谩s modernos y m谩s caros, pero en los pa铆ses subdesarrollados su importancia es enorme.

Fenobarbital

El fenobarbital es un f谩rmaco antiepil茅ptico de mecanismo de acci贸n gab茅rgico, con excelente biodisponibilidad y larga vida media, lo que permite su administraci贸n una s贸la vez al d铆a. La mayor铆a del f谩rmaco se metaboliza a nivel hep谩tico en dos metabolitos inactivos e interacciona con muchos otros f谩rmacos, lo que debe tenerse siempre presente a la hora de manejarlo.

La evidencia sobre su eficacia y seguridad proviene de estudios antiguos y observacionales ya que, como se ha dicho, el inter茅s comercial en el f谩rmaco es hoy en d铆a nulo. De dichos estudios se colige que es un f谩rmaco eficaz, al mismo nivel que cualquiera de los antiepil茅pticos cl谩sicos. Con respecto a sus efectos adversos, estos aparecen sobre todo en los estudios llevados a cabo en Occidente, mientras que parecen muy poco relevantes en los provenientes del tercer mundo. Dichos efectos incluyen la sedaci贸n, trastornos de conducta (incluyendo hiperactividad), trastornos cognitivos y emocionales. La diferencia de efectos adversos reportada puede tener relaci贸n con defectos metodol贸gicos en los estudios realizados o con la dosis mucho m谩s modesta del f谩rmaco que se usa en el tercer mundo (en apariencia igualmente eficaz). Tampoco se debe excluir la posibilidad de un influencia gen茅tica en dichas diferencias.

La cuesti贸n econ贸mica

La clave de su extenso uso es sin duda econ贸mica: una caja de 1.000 pildoras de fenobabital costaba en 2003 unos 7 d贸lares americanos, la mitad que la fenito铆na, la quinta parte que la carbamacepina o que el valproato, cien veces menos que los nuevos antiepil茅pticos. Hoy por hoy el 85% de los epil茅pticos que viven en el tercer mundo no reciben tratamiento alguno. En estos casos la disyuntiva no se establece entre el fenobarbital y un medicamento m谩s moderno, sino entre el fenobarbital y ning煤n medicamento.

Out of the shadows

Ese es el nombre de una “Campa帽a Global contra la Epilepsia” respaldada por la OMS, la International League Against Epilepsy (ILAE) y el International Bureau for Epilepsy (IBE) e iniciada en el a帽o 1997, teniendo en cuenta las escalofriantes cifras mencionadas. La epilepsia no es una enfermedad banal. En los Estados Unidos se ha calculado que los pacientes con epilepsia tienen una mortalidad entre 2 y 3 veces mayor que la de la poblaci贸n general, sobre todo los pacientes con epilepsia refractaria. En contraposici贸n, en un reciente estudio publicado en la revista Neurology que analiza el pron贸stico de la epilepsia en zonas rurales de China, la mortalidad general de los epil茅pticos multiplica por 5 la de la poblaci贸n general, mientras que los epil茅pticos de menos de 35 a帽os tienen una mortalidad 50 veces mayor que la de sus coet谩neos sin epilepsia. Los ahogamientos, otras muertes accidentales y los status epil茅pticos son los responsables de esas cifras. En grandes zonas de China s贸lamente el 3% de los pacientes con epilepsia tienen acceso a los tratamientos.

Resulta curioso c贸mo, mientras todo el mundo est谩 sensibilizado con la necesidad de llevar el tratamiento del SIDA al 煤ltimo rinc贸n (a un coste aproximado de 147.50 d贸lares por persona y a帽o), la epilepsia permanece en las sombras, ignorada. Y el coste de llevar fenobarbital a los pacientes epil茅pticos no superar铆a los 6 d贸lares por persona y a帽o…

Global Campaign

A los estudiantes de medicina

11/ 08/ 11
Sala de espera. Andr茅s Gaspar en Flickr

“C贸mo decirles que a atender a la gente no se aprende bol铆grafo en mano, sino con los ojos en los labios y los dedos en la piel y la boca en la oreja y en mi cuerpo y tu cuerpo.

C贸mo decirles que atender es como vivir, no se espera a que hayamos aprendido, se hace ya, sin m谩s.

C贸mo decirles que a atender se aprende con los dem谩s, con todos los dem谩s: los que admiramos, los que detestamos, los que nos repelen y los que nos atraen, aquellas y aquellos que nos asustan y nos maltratan, aquellos que nos rodean y aquellos que nos son hostiles, nuestros amigos nuestros enemigos nuestros hermanos nuestras hermanas aquellos que est谩n sentados a nuestro alrededor y a quienes no conocemos, y todos tienen algo que decirnos, basta con que queramos aguzar un poco el o铆do, no tendr铆amos m谩s que tocarles con el dedo.

C贸mo decirles que se aprende a atender a la gente siendo uno mismo, porque ah铆 reside todo, en mi cuerpo hecho para gozar y sufrir, que se parece al cuerpo del otro, y s贸lo de ah铆 podremos sacar fuerzas para entender qu茅 estamos haciendo aqu铆, 隆co帽o! Porque tu cuerpo, mi otro yo, me sigue resultando extra帽o aunque me pierda dentro, y es en el m铆o -y s贸lamente en el m铆o- donde siento, donde s茅 si t煤 sufres, si gozas, si te cuido o te martirizo.

C贸mo decirles que atender a la gente es como escribir: se hace constantemente, incluso cuando no se atiende, al estar preocupados por lo que nos rodea, al pensar cada segundo en el otro en lo que le hace sufrir en lo que pueda aliviarle.

C贸mo decirles que se atiende como se escribe: con nuestro deseo y con nuestra c贸lera.

No s茅 c贸mo voy a decirles todo eso. No s茅 si s茅 lo que tengo que decir reviste el menor inter茅s. No s茅 si frente a los discursos de todos los capitostes, de todos los profesores que han sentado c谩tedra aqu铆, mi palabra contar谩 algo. S茅 lo que les dir谩n: Un m茅dico siempre es un m茅dico; y yo replicar茅: es falso, no lo olvid茅is, no siempre hab茅is sido m茅dicos. S茅 que les dir谩n: En todo m茅dico hay un investigador, un maestro, un galeno; y yo les dir茅: es posible, pero jam谩s consint谩is que el saber amordace vuestros sentimientos, no busqu茅is vuestro lucimiento a costa del que padece, no olvid茅is tampoco que en cada m茅dico hay tres personas: la que siente, la que duda, la que comparte. No olvid茅is, por 煤ltimo, que no est谩n por un lado los m茅dicos y por otro el resto; s贸lo est谩n la vida y las palabras de los humanos, los humanos que las dicen, los humanos que las leen y las repiten…”

El texto pertenece al libro Los tres m茅dicos, de Martin Winckler. La foto es de Andr茅s Gaspar, que la comparte en Flickr.

Minamata y el emperador (parte 2)

08/ 08/ 11
Espadas

Este post completa la serie que iniciamos la semana pasada, y si en el primero habl谩bamos de Minamata, hoy vamos a hablar del emperador, pero no del emperador del Jap贸n, sino del pez emperador. Del pez emperador y del at煤n, de la tintorera, del pez espada y de otros grandes peces, reyes del mar, grandes deprededadores.

La alerta

Hace unas pocas semanas la Agencia Espa帽ola de Seguridad Alimentaria y Nutrici贸n (AESAN) emiti贸 un documento titulado “Recomendaciones de consumo de pescado para poblaciones sensibles debido a la presencia de mercurio” (pdf). B谩sicamente recomienda a las “mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo”, mujeres en periodo de lactancia y ni帽os de corta edad (entre 1 y 30 meses) evitar el consumo de pez espada, tibur贸n, at煤n rojo y lucio. Adicionalmente aconseja limitar su consumo en ni帽os de 3-12 a帽os a no m谩s de 50 gr por semana o 100 gr cada dos semanas.

La recomendaci贸n se justifica en base a documentos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (que se remontan al a帽o 2004, ver) y de la Direcci贸n General de Sanidad y Consumo de la Uni贸n Europea (del a帽o 2008, ver). En septiembre de 2010 la AESAN aprob贸 un “Informe en relaci贸n a los niveles de mercurio establecidos para los productos de la pesca”, estimando que una embarazada que ingiera una raci贸n (100 g) semanales de pez espada estar谩 superando la ingesta m谩xima tolerable de metil-mercurio, y del mismo modo, un ni帽o de 7-12 a帽os puede consumir s贸lo media raci贸n de pez espada a la semana.

cadena tr贸fica

En el ecosistema acu谩tico (por acci贸n de las bacterias y las algas) el mercurio met谩lico se metila para dar lugar al metil mercurio que, a su vez, se incorpora a la cadena trofica (microorganismos 鈥搃nvertebrados acu谩ticos鈥 peces). El metilmercurio no es soluble, y por ello se absorbe pero no se excreta, acumul谩ndose en las v铆sceras, el tejido muscular y el tejido adiposo. Depredadores marinos como peces espada y tiburones, o aves rapaces como las 谩guilas tienen concentraciones de mercurio en su organismo mayores que el valor que resultar铆a de considerar s贸lo la exposici贸n directa. Especies en los niveles superiores de la cadena tr贸fica pueden acumular concentraciones de mercurio diez veces mayores que las del organismo que consumen. Este proceso es llamado biomagnificaci贸n.

Como hab铆amos comentado en la primera parte el mercurio es un metal extremadamente neurot贸xico, como pudieron certificar los ni帽os y los adultos de Minamata. Por ello se entiende mal que esta recomendaci贸n llegue con tal retraso. Pero se entiende peor cuando salen a la luz ciertos detalles. En diciembre de 2003 el Instituto Espa帽ol de Oceanograf铆a (IEO) elabor贸 un informe oficial sobre el contenido de mercurio en muestras de estos peces obtenidas en el Atl谩ntico y en el 脥ndico. Dicho informe, que pod茅is consultar en todos sus detalles aqu铆 fue calificado como “confidencial” y permaneci贸 oculto hasta hace pocos meses. La organizaci贸n ecologista Oceana tuvo conocimiento de la existencia del informe pero el IEO se neg贸 a proporcion谩rselo, y Oceana inici贸 un litigio de m谩s de tres a帽os que termin贸 cuando la Audiencia Nacional orden贸 que el texto se hiciera p煤blico. S贸lo entonces la AESAN se decidi贸 a emitir sus recomendaciones.

Los oscuros intereses

Hemos le铆do en la web de Oceana que en 2006, el Ministerio de Medio Ambiente, junto con los gobiernos de Arag贸n, Galicia, Cantabria, Catalu帽a y Andaluc铆a, acord贸 permitir la utilizaci贸n de celdas de mercurio (que se utilizan para la producci贸n de cloro) hasta 2020 para las empresas afincadas en su territorio, pese a que la Directiva Europea 96/61/CE exig铆a la eliminaci贸n de esta obsoleta y contaminante tecnolog铆a antes del 30 de octubre de 2007.

Las f谩bricas de cloro-谩lcali, que consumen un 30% del mercurio utilizado por la industria, son, junto con las plantas de energ铆a que utilizan carb贸n y las incineradoras de basura, la principal fuente de contaminaci贸n de los oc茅anos por este metal pesado.

Noche cerrada

Si leeis la etiqueta de las rodajas de pez espada congelado que venden en los supermercados ver茅is como con frecuencia han sido pescados en el 脥ndico. En las costas de Somalia las empresas espa帽olas y de un mont贸n de pa铆ses m谩s obtienen ping眉es beneficios quitando el pan de la boca a quienes ya no tienen fuerzas ni para masticar. En medio de una de las m谩s terribles hambrunas que se recuerdan, el gobierno espa帽ol decide enviar una limosna a las ONGs que trabajan all铆 (con la pat茅tica oposici贸n de qui茅nes s贸lo saben oponerse), y mientras tanto mantiene al ej茅rcito haciendo labores de gendarmer铆a, defendiendo a “nuestras” empresas de los piratas, en lo que parece una Guerra Colonial encubierta en pleno siglo XXI.

ATALANTA

La operaci贸n Atalanta (pobre Atalanta, que simboliza a la mujer contestataria que se rebel贸 contra todos los esquemas patriarcales, metida en estos fregados) fue aprobada por el Ministerio de Defensa en enero de 2009 y actualmente la aportaci贸n espa帽ola es de 370 militares repartidos en una fragata, un patrullero y el destacamento a茅reo ‘Ori贸n’ desplegado en Yibuti, siendo el segundo pa铆s por detr谩s de Francia que m谩s recursos aporta a esta “misi贸n”. Durante el a帽o 2010 la Operaci贸n Atalanta supuso para Espa帽a un desembolso de 82,3 millones de Euros. !Qu茅 tiempos aquellos en los que la disyuntiva era darles peces o ense帽arles a pescar! Hoy la 煤nica opci贸n es quitarles los peces…

Mientras tanto…

Age of stupid

Y mientras el informe del IEO dorm铆a en un caj贸n, los mares segu铆an llen谩ndose de mercurio y en Espa帽a nac铆an 500.000 ni帽os, muchos de ellos expuestos a niveles excesivos de mercurio, con consecuencias impredecibles.

Y mientras nuestra indiferencia y nuestra comodidad nos manten铆an confortablemente ignorantes y felices, el planeta se envenenaba y se volv铆a contra nosotros.

Y mientras los due帽os del mundo juegan a ser dioses y hunden a estados enteros en la miseria, nos estamos dando cuenta de que nosotros, orgullosos occidentales que nos cre铆amos alguien, tal vez somos en realidad nadies. Y tal vez, como dec铆a Galeano, valemos menos que la bala que nos matar谩. Tal vez ha llegado la hora de indignarse.

Page 5 of 42« First...«34567»102030...Last »