Entradas en December de 2011

Salom贸n Hakim, la perseverancia y los giros del destino

22/ 12/ 11
Adams (izda) y Hakim (dhca). No sabemos qui茅n es el del medio

En el a帽o 1957, en una carretera de Colombia, un ni帽o de 16 a帽os fue herido en un terrible accidente de circulaci贸n. Se le detect贸 un hematoma subdural, que fue evacuado quir煤rgicamente, pero su estado cl铆nico no mejor贸: permaneci贸 semicomatoso y los m茅dicos juzgaron que el traumatismo hab铆a producido da帽os irreversibles a su cerebro. Pero su familia no se resign贸.

En el Hospital San Juan de Dios de Bogot谩 encontraron a un m茅dico de 35 a帽os de ascendencia libanesa que acababa de regresar de los Estados Unidos, donde hab铆a permanecido varios a帽os como fellow de neuropatolog铆a. Se llamaba Salom贸n Hakim. Hakim llev贸 a cabo una neumoencefalograf铆a y descubri贸 que los ventr铆culos estaban dilatados. Sin embargo la presi贸n intracraneal era normal. Hakim decidi贸 extraer 15 cc de l铆quido c茅falorraqu铆deo para analizarlo y, para su sorpresa, el paciente mejor贸: recuper贸 la conciencia y pudo hablar por primera vez en meses. Desgraciadamente la mejor铆a fue fugaz, pero se reprodujo tras un segundo drenaje de LCR y se estabiliz贸 tras la colocaci贸n de un shunt ventr铆culoatrial. La evoluci贸n cl铆nica del paciente fue, en lo sucesivo, excelente.

Mass G H

Hakim naci贸 en 1922 en Barranquilla, Colombia, y desde muy ni帽o mostr贸 un inter茅s especial por la f铆sica y la ingenier铆a. En 1944 decidi贸 cursar los estudios de Medicina y se hizo neurocirujano, viajando posteriormente a los Estados Unidos, donde acept贸 una fellowship en neuropatolog铆a en el Massachusetts General Hospital. All铆 realiz贸 autopsias de muchos pacientes con enfermedades neurodegenerativas y le impresion贸 el hallazgo de cerebros con ventr铆culos dilatados pero sin p茅rdida de par茅nquima cerebral, algo que nadie en el Massachusetts General Hospital le pudo explicar.

Por eso el caso del chaval de 16 a帽os hizo que las preguntas se agolparan en su mente. La aparente paradoja de que una presi贸n normal diese lugar a una ventriculomegalia, o de que respondiese al drenaje de LCR encontr贸 su explicaci贸n en la Ley de Pascal: la presi贸n es la fuerza ejercida por unidad de 谩rea, pero si el 谩rea expuesta es mucho mayor… la fuerza ejercida tambi茅n lo ser谩.

Hakim explicando

Hakim construy贸 su tesis doctoral sobre este tema, la hidrocefalia a presi贸n normal, y la public贸 en 1964. Animado por sus hallazgos telefone贸 a Raymond Adams, de Harvard, pero este menospreci贸 sus m茅ritos (“Eso ya est谩 todo publicado”‘ dicen que dijo Adams. “Tal vez no ten茅is buenas bibliotecas en Colombia”, parece que a帽adi贸). Adams era una de las grandes figuras de la neurolog铆a de la 茅poca, pero Hakim sab铆a lo que sab铆a. Unos meses despu茅s un ciudadano estadounidense que trabajaba en la embajada de su pa铆s en Colombia acudi贸 a Hakim con evidentes s铆ntomas de hidrocefalia normotensiva. Hakim recomend贸 un shunt pero el paciente prefiri贸 volver a Estados Unidos y tratarse all铆. Ni corto ni perezoso Hakim hizo las maletas, acompa帽贸 al paciente a los Estados Unidos y lo llev贸 a Boston donde el anta帽o esc茅ptico Adams s贸lo pudo rendirse a la evidencia cuando el paciente fue sometido a un shunt y mejor贸 dram谩ticamente.

Todo esto condujo al legendario art铆culo del New England que firm贸 como primer autor Adams (la fe del converso) junto con Hakim, Miller Fisher (que detall贸 el cuadro cl铆nico) y los neurocirujanos Ojemann y Sweet. El art铆culo describ铆a tres pacientes con HNT y excelente respuesta al shunt, enunciando la cl谩sica tr铆ada de trastorno de la marcha, incontinencia urinaria y deterioro cognitivo (conocida actualmente como tr铆ada de Hakim).

Art铆culo original

Caracterizado el s铆ndrome, los a帽os siguientes vieron crecer las t茅cnicas diagn贸sticas y las posibilidades terap茅uticas. Sin embargo, quedaba una 煤ltima resistencia por vencer: los popes. Ll谩mase popes a individuos con mayor relieve o prestigio en una ciencia, que marcan la opini贸n dominante y las tendencias de temporada. El pope de turno se llamaba Houston-Merrit y no estaba dispuesto a dar el visto bueno a aquella especulaci贸n. En una conferencia en 1965 coment贸 que Adams y Hakim deber铆an ser despose铆dos de sus t铆tulos de profesores por publicar observaciones prematuras…

Pero la realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece (dec铆a Philip K. Dick, experto en realidades alternativas). Llegamos as铆 al 煤ltimo giro del destino: en 1979 se mor铆a en Boston el Dr. Houston-Merrit, v铆ctima de las complicaciones de una intervenci贸n quir煤rgica para colocarle un shunt ventr铆culo-peritoneal, tras desarrollar un s铆ndrome que ninguno de sus m茅dicos dud贸 en identificar como una hidrocefalia normotensiva.

Hakim ya mayor

Salom贸n Hakim, uno de los grandes m茅dicos colombianos, se muri贸 en mayo de este a帽o que termina y desde neurObsesion hemos querido rendir un m铆nimo homenaje a tan alto personaje. No en vano, en 谩rabe, Hakim significa 鈥渟abio鈥 y tambi茅n 鈥渕茅dico鈥.

Private public science

14/ 12/ 11
journals

Private public science

-驴Doctor, puedo hacerle una pregunta?-
Casi imperceptiblemente el m茅dico mir贸 su reloj, llevaba dos pacientes de retraso -Por supuesto.-
-Yo se que tiene mucha experiencia tratando a pacientes con mi enfermedad, y no cuestiono su profesionalidad, se lo pregunto por pura curiosidad: 驴D贸nde estudia usted mi enfermedad?-
-驴C贸mo que d贸nde?驴Se refiere a en qu茅 sitio?-
– Lo he formulado mal, disculpe. Me refiero a de d贸nde saca usted informaci贸n de mi enfermedad.-
– Ah, bueno鈥 pues no se鈥 principalmente libros de Neurolog铆a.-
– Entiendo, entiendo. No se moleste, doctor pero 驴qui茅n escribe los libros?. Quiero decir, 驴De d贸nde saca la informaci贸n la persona que escribe los libros?-
Por un momento el m茅dico pens贸 que le estaban tomando el pelo.- Pues sobre todo de art铆culos de revistas y de otros libros.- El m茅dico mir贸 el reloj. Llevaba ya una hora de retraso.
-Ah, revistas, claro. Pero, hay una cosa que no entiendo: 驴Qui茅n escribe en las revistas?-
-Las revistas tienen un comit茅 editorial y seleccionan entre los art铆culos que se env铆an aquellos m谩s interesantes o que consideran m谩s adecuados para la l铆nea de cada revista.-
-Me tiene que perdonar Doctor, pero 驴qui茅n env铆a esos art铆culos?-
-Pues cualquiera que quiera que se le publique un art铆culo. Por supuesto hay que seguir una metodolog铆a cient铆fica y respetar las normas de la revista, porque si no el art铆culo ser谩 rechazado. Pero cumpliendo esas normas cualquiera puede enviar un art铆culo a cualquier revista, yo mismo por ejemplo, acabo de enviar una art铆culo a una revista americana.
-No se lo tome mal, se lo pregunto por aut茅ntica curiosidad, pero 驴qu茅 inter茅s puede tener usted en mandar un art铆culo?驴Le pagan dinero?
-No, lo cierto es que incluso tendr铆a que pagar si me lo publicasen, porque quiero incluir un gr谩fico en color. Y los estudios podr铆a decirse que est谩n pagados por los organismos p煤blicos, como el Hospital o la Universidad, no por las revistas. La raz贸n por la que quiero publicar (adem谩s del inter茅s divulgativo, por supuesto) es que la publicaci贸n es uno de los factores fundamentales de mi curriculum. El a帽o que viene convocan una oposici贸n de plazas en la sanidad p煤blica y las publicaciones cient铆ficas cuentan much铆simo.
-驴Y yo podr铆a leer esas revistas? Nunca las he visto en los quioscos. –
-En general no. Podr铆as suscribirte a alguna de ellas, pero son tan caras que solemos pedir acceso a trav茅s del Hospital o la Universidad. Ni siquiera as铆 podemos acceder a todas ellas. Reconozco que hay algunas gratuitas, pero suelen tener menos prestigio y no suelen tener mucho inter茅s.
– Perdone otra vez m谩s, pero hay algo que no he entendido bien. Usted dice que la forma de conocer la informaci贸n nueva de mi enfermedad es a trav茅s de revistas cient铆ficas (o de libros escritos a partir de ellas). Las instituciones potencian que sus trabajadores escriban en estas revistas valor谩ndolo en oposiciones y financiando su investigaci贸n. 驴Es correcto hasta ah铆?-
-Si, en general es correcto.-
-Pero luego cuando lo quieren publicar lo env铆an a revistas de pago a las que gente de otros centros tendr谩 que pagar para poder acceder, 驴y me dice que es simplemente por prestigio?.
-Bueno, podr铆a decirse que s铆.-
-驴Y podr铆a darse la situaci贸n en la que si usted publica en una revista a la que no est茅 suscrito su Hospital鈥n estudio financiado por este centro que es p煤blico鈥l propio Hospital no pueda acceder a este art铆culo una vez salga la revista?-
-No sabr铆a decirle, supongo que si el Hospital pagase el art铆culo鈥
-驴Y no le parece un poco absurdo, doctor?-
-Pues mire, entiendo que le puede parecer un poco raro, pero as铆 es como son las cosas y no las vamos a cambiar ni usted ni yo. Si me disculpa llevo mucho retraso y hoy tengo veinte revisiones de pacientes que estar谩n esperando para entrar.-
-Desde luego, lo entiendo perfectamente doctor, perd贸neme acosarle con tantas preguntas. Un mill贸n de gracias por su paciencia.- El paciente se levant贸 con dificultad y agarr贸 el bast贸n.
-No se preocupe, pida una revisi贸n para dentro de un a帽o-. El Doctor sujetaba la puerta y manten铆a una sonrisa un poco forzada.
-Muy bien, hasta otra ocasi贸n Doctor..-
El m茅dico se dirigi贸 a su mesa y abri贸 el navegador. Hab铆a estado buscando un art铆culo que no estaba disponible en su hospital, pero ten铆a una clave que le hab铆a pasado un compa帽ero de otro hospital. Sonri贸 al ver que la descarga hab铆a finalizado. Mir贸 el listado de pacientes y avis贸 para que pasaran al siguiente. Seis primeras visitas y veinte revisiones en una ma帽ana. La crisis, se dijo, la crisis.

El ministro de ciencia ingl茅s lo tiene claro

Esta ficticia consulta ilustra el sinsentido al que hemos llegado en el mundo de las publicaciones cient铆ficas. Podr铆amos dedicar todo el blog a discusiones sobre este tema, as铆 que de momento hoy os dejamos con lo que parece una estupenda noticia en la p茅rfida Albi贸n: el ministro de ciencia brit谩nico apuesta por el open acces.

Swing of change

10/ 12/ 11

Cuando era mucho m谩s joven viv铆a en un piso compartido con otros estudiantes en el barrio de la Arga帽osa de Oviedo. Estudiaba mucho, seguramente demasiado, y sal铆a poco. Un martes por la noche, mientras fregaba los platos, sintonic茅 por azar una emisora de radio local y escuch茅 una voz desgarrada que se hab铆a grabado 60 a帽os atr谩s. La voz de Billie Holiday. A partir de ese martes, todos los martes volv铆 a escuchar El Club del Algod贸n, un programa de jazz cl谩sico que se emit铆a en Radio Sele y que me hizo amar el jazz. Sarah Vaughan, Ella Fitzgerald, Duke Ellington, Count Basie y muchos otros se convirtieron en compa帽eros de viaje. El lema del programa era “El club del algod贸n. Para los negros de coraz贸n.”

Me he acordado de todo esto viendo este excepcional cortometraje, que constituy贸 el trabajo de graduaci贸n de cuatro estudiantes de l鈥橢cole Sup茅rieure des M茅tiers Artistiques de Montpellier. Harmony Bouchard, Andy Le Cocq, Joakim Riedinger y Raphael Cenzi contaron en Swing of Change la historia de una metamorfosis: la del coraz贸n de un hombre.

El ej茅rcito de Tim

02/ 12/ 11
Often Asesome

Tim estaba en su casa, sentado con su novia Kaylan. Era Viernes por la tarde y ese fin de semana la banda de Tim, Decoration Ghost, no ten铆a ninguna actuaci贸n as铆 que hab铆an planeando una peque帽a escapada. Tim ensayaba con su bajo los acordes de la 煤ltima canci贸n que hab铆a escrito. Kaylan se acerc贸 con el tel茅fono en la mano. Parec铆a preocupada.

-Hola, soy el Dr. Love. Tengo ya los resultados del electromiograma y las otras pruebas que has realizado.-

-驴Y qu茅 ha salido?驴Voy a tener que dejar el Ballet?-brome贸 Tim.

-Bueno, me gustar铆a que vinieras el Lunes para discutir los resultados. 驴Te vendr铆a bien?-.

Tim sab铆a que no era nada bueno. Hab铆a ido al neur贸logo porque notaba que su pie derecho tropezaba con frecuencia, pero hab铆a pensado que ser铆a culpa del golpe que se hab铆a dado en la espalda el a帽o anterior. De todas formas si el m茅dico no le quer铆a dar los resultados por tel茅fono es que no pod铆a ser nada bueno.-Si, all铆 estar茅- Despu茅s se dar铆a cuenta de que hab铆a colgado sin despedirse.

Kaylan estaba furiosa, no entend铆a por qu茅 no hab铆a insistido al doctor para que le contara los resultados por tel茅fono. Ese fin de semana no fueron a ning煤n sitio.

La madre de Tim hab铆a fallecido 20 a帽os atr谩s de esclerosis lateral amiotr贸fica, as铆 que cuando el Dr. Love le dijo que padec铆a esta enfermedad Tim ya sab铆a a lo que se enfrentaba. Las neuronas encargadas del movimiento de sus m煤sculos empezar铆an a degenerar provocando una debilidad progresiva, afectando no s贸lo a sus extremidades sino tambi茅n a los m煤sculos encargados del habla o la respiraci贸n. Poco a poco quedar铆a atrapado en un cuerpo sin capacidad de movimiento, y podr铆a llegar a necesitar del la ayuda de una m谩quina para poder respirar.

Hasta aqu铆 la historia es muy parecida a la de cualquier paciente al que se le diagnostica de esta enfermedad. Lo que la hace especial es la respuesta que Tim y sus amigos tuvieron ante el diagn贸stico de la Esclerosis Lateral Amiotr贸fica (ELA).

Tim y Kaylan decidieron que quer铆an hacer p煤blico el diagn贸stico y que necesitar铆an el apoyo de sus familiares y amigos para afrontar la lucha contra la enfermedad de Tim. Lo que no esperaban era la respuesta de sus amigos. Una hora despu茅s de crear un grupo en Facebook llamado Often Awesome, cientos de correos electr贸nicos de amigos y conocidos desbordaron las expectativas de la pareja.

Lejos de diluirse con el tiempo, las muestras de apoyo cristalizaron en una organizaci贸n ben茅fica que tom贸 el nombre de Often Awesome (o Tim’s Army, como se describ铆an a si mismos). Antes de un mes ya hab铆an organizado conciertos ben茅ficos, subastas, fiestas, exposiciones de arte鈥 Gracias a los ingresos de la organizaci贸n Tim y Kaylan pudieron financiar los cambios necesarios en su casa, su coche, comprar una nueva silla de ruedas鈥 Pero el ejercito de Tim no solo aportaba una ayuda econ贸mica. Catie Braly, amiga de la infancia de Tim, distribu铆a por turnos a todos los “soldados” en funci贸n de lo que estaban dispuestos a hacer. Algunos se compromet铆an a llevar a cabo labores de enfermer铆a y atender a Tim a medida que su dependencia era mayor, otros se organizaban para acompa帽arle por las noches, otros los fines de semana鈥

Desde el momento del diagn贸stico Tim y Kaylan tenian claro que quer铆an realizar una labor de concienciaci贸n sobre esta enfermedad, as铆 que adem谩s de todos los actos ben茅ficos decidieron realizar una serie documental. A trav茅s de 33 cap铆tulos colgados en Youtube (y Vimeo) pudimos acompa帽ar a Tim durante un a帽o y medio. No tiene un final feliz, y algunos cap铆tulos son desgarradores, pero el esfuerzo de Tim y todos los que estaban a su alrededor es una historia profundamente inspiradora contada de forma magistral por Andy Coon y Blake Faucette, con pasi贸n y sentido del humor.

En el texto hemos incluido dos videos, el primer episodio y el n煤mero 26, donde hace un repaso del primer a帽o desde el diagn贸stico. Pod茅is ver todos los cap铆tulos en este enlace o seguir las actividades del ej茅rcito de Often Awesome en este otro.

Tambi茅n os recomendamos este otro art铆culo en neurObsesion sobre esta terrible enfermedad.

Etiquetas: ,