Los pecados del abuelo

24/ 09/ 11
Cajal

Visto en el diario ABC de Madrid, all√° por los a√Īos treinta del siglo XX

Puedes dejar un comentario, o un trackback de tu sitio web.

3 Respuestas a “Los pecados del abuelo”

  1. forofo Dice:

    September 28th, 2011 at 7:52 am

    Justo, escueto, ni m√°s ni menos, perfecto

  2. carlos h lahoz Dice:

    October 3rd, 2011 at 11:57 am

    Ha habido una saga de m√©dicos “Ram√≥n y Cajal” desde su tiempo hasta el nuestro, y entre ellos varios catedr√°ticos de universidad. Fueron sobrinos, sobrinos nietos y otros descendientes, con el apellido unido y en alguna de las ramas con el orden paterno-materno invertido, para conservarlo en la descendencia. No quiero decir con esto que la nota no fuera suya, que no lo s√©. Pero hay constancia entre sus bi√≥grafos en que don Santiago evit√≥ siempre dar consejos m√©dicos, sobre todo porque era una persona seria y se consideraba a s√≠ mismo y con raz√≥n un profano en terap√©utica. Respecto a errores claro que los tuvo y algunos en su propia materia. Afirm√≥ por ejemplo, m√°s de una vez, que nac√≠amos hombres y animales, con una dotaci√≥n determinada de neuronas, c√©lulas que ten√≠an como especificidad la falta de divisi√≥n mit√≥tica. Y en condiciones fisiol√≥gicas, hemos visto a√Īos despu√©s, que en el cerebro tambi√©n hay c√©lulas madres, con potencialidad reproductora.

  3. Alvaro Dice:

    October 5th, 2011 at 9:23 pm

    “Parece ser que entonces se utilizaba con fruici√≥n el nombre del sabio para todo sin que √©l se beneficiara de nada. No creo que cobrara un duro ni que pudiera hacer nada, la ley no era como ahora. Era el precio de la fama. Lo que es seguro es que Ram√≥n y Cajal no prescrib√≠a nada.”

Deja un comentario