Entradas en January de 2011

La homeopatía, acto médico

25/ 01/ 11

La homeopatía, acto médico

La homeopatía es un sistema de medicina alternativa caracterizado por el uso de remedios carentes de ingredientes químicamente activos. Sin pruebas empíricas sólidas que respalden sus métodos, sus fundamentos teóricos son contradictorios con lo establecido por el desarrollo de la ciencia moderna, de manera que para la comunidad científica la homeopatía es una pseudociencia, y pocas organizaciones científicas le prestan credibilidad (tomado de Wikipedia).

A pesar de todo, muy recientemente, la Organizaci√≥n M√©dica Colegial de Espa√Īa ha reconocido a la homeopat√≠a como acto m√©dico. Neurobsesion ha estado en las Urgencias de un Hospital Homeop√°tico para conocer sus m√©todos y poder juzgar por nosotros mismos. A continuaci√≥n pod√©is ver el resultado:

Hajj

21/ 01/ 11

Hajj es la peregrinaci√≥n anual a la Meca, la peregrinaci√≥n m√°s multitudinaria del planeta, el quinto pilar del Islam, un deber religioso que todo musulm√°n deber√≠a llevar a cabo al menos una vez en su vida. El ritual de la peregrinaci√≥n es complejo, pero es ejecutado escrupulosamente cada a√Īo por m√°s de 2,5 millones de personas.

El vídeo que os ofrecemos está hecho una vez más con la Canon 5D. Fue grabado durante 5 días y resulta sobrecogedor por razones similares al Punto Azul Pálido de Carl Sagan. La asimilación de los seres humanos con hormigas es inevitable, moviéndose todos al unisono, anónimos y sin voluntad, impulsados por una idea ajena implantada en sus cerebros como un virus en su más tierna infancia, irracional e indiscutible, a la par majestuoso y terrible.

Decía Gore Vidal en 1998:

El gran, infando mal que yace en el centro de nuestra cultura es el monoteismo. A partir de un b√°rbaro texto de la Edad de Bronce conocido como el Antiguo Testamento, se han desarrollado tres religiones antihumanas: el judaismo, el cristianismo y el islamismo. Se trata de religiones con un dios celestial. Son, en sentido literal, patriarcales -Dios es el Padre Omnipotente-, de all√≠ los 2000 a√Īos de aversi√≥n hacia las mujeres en aquellos pa√≠ses afligidos por el dios celestial y sus representantes masculinos en la Tierra. Desde luego, este dios celestial es un dios celoso. Exige la obediencia total de todos los que pisan la Tierra, puesto que no es Dios de una tribu sino de toda la creaci√≥n. Aquellos que lo rechacen deben ser convertidos o muertos por su propio bien

¬ŅQueda alguna esperanza? ¬ŅEs todo esto expresi√≥n del car√°cter esencialmente gregario y manipulable del ser humano o lo es, por el contrario, de su capacidad de ser fiel a una idea, aunque sea equivocada, de su tes√≥n en la defensa de lo que cree justo, aunque no lo sea? Y cuando por fin abandonemos la religi√≥n de nuestros ancestros, ¬Ņla sustituiremos por suced√°neos como el budismo o el f√ļtbol, o nos decidiremos por fin a pensar por nosotros mismos y buscar una salida para todos de este laberinto mortal que hemos construido? De la respuesta a estas preguntas depende nuestro futuro como especie.

Her Majesty The Queen Against the Interferons

13/ 01/ 11
london calling, por Piero Sierra en Flickr

Los recursos son limitados. Esta idea tan sencilla es la clave de la gesti√≥n de cualquier sistema de salud. La llegada de f√°rmacos nuevos, generalmente m√°s caros, ponen a los gestores en un aprieto. Estos medicamentos pueden servir, por ejemplo, para aumentar la supervivencia de un enfermo durante meses o incluso a√Īos. Pueden servir para reducir el n√ļmero de ataques de una enfermedad cr√≥nica o incluso frenar su progresi√≥n. A pesar de que a nivel individual puedan ser efectivos, su coste-efectividad a nivel global puede llevar a un Servicio p√ļblico de Salud a decidir no financiarlo.

La historia que os contamos hoy comienza hace 8 a√Īos, con la decisi√≥n por parte del Instituto Nacional de Salud del Reino Unido (NIH) de no financiar tratamientos inmunomoduladores para la esclerosis m√ļltiple.

¬ŅQu√© son la esclerosis m√ļltiple y el tratamiento inmunomodulador?

La esclerosis m√ļltiple es una enfermedad cr√≥nica inflamatoria del sistema nervioso central. Su forma m√°s frecuente cursa en brotes durante los cuales el paciente puede ver afectadas funciones como su visi√≥n, su movilidad, el equilibrio o por ejemplo la sensibilidad. Con el tiempo la enfermedad puede progresar y causar una discapacidad permanente y no s√≥lo durante los brotes. En algunas formas la discapacidad es progresiva desde el inicio. Si quer√©is saber m√°s sobre esta enfermedad os recomendamos la sesi√≥n de nuestro compa√Īero Pedro Oliva en la que hace un excelente resumen del conocimiento actual sobre esta patolog√≠a.

Durante la √ļltima d√©cada la primera linea de tratamiento para modificar la progresi√≥n de la enfermedad han sido los interferones beta y el acetato de glatir√°mero. La evidencia en la que se basa su recomendaci√≥n para el tratamiento de Esclerosis M√ļltiple Remitente Recurrente (EMRR) se encuentra en ensayos cl√≠nicos realizados en los a√Īos 90. La mayor parte de estos estudios se centra en un periodo de seguimiento de entre uno y dos a√Īos (aunque alguno continu√≥ el estudio varios a√Īos m√°s) en los que, a pesar de algunas limitaciones metodol√≥gicas, se observ√≥ una reducci√≥n de las tasa de brotes, disminuci√≥n de la discapacidad y de la carga lesional objetivada por Resonancia magn√©tica. En los a√Īos siguientes, una vez sentada la indicaci√≥n, los estudios se dirigieron a la comparaci√≥n entre distintas formulaciones, entre los distintos f√°rmacos, al estudio de tolerabilidad y efectos adversos y a la indicaci√≥n en otras modalidades de enfermedades desmielinizantes (EM secundariamente progresiva y en el s√≠ndrome cl√≠nico aislado).

El esquema de riesgo compartido

Stephan Wermuth en BigPicture

En 2002 el NICE (National Institute for Health and Clinical Excellence), un organismo dependiente del sistema nacional de salud brit√°nico, public√≥ un informe sobre el coste-efectividad de los tres interferones beta (Avonex, Betaseron y Rebif) y del acetato de glatir√°mero (Copaxone) en el tratamiento de la esclerosis m√ļltiple. La conclusi√≥n fue pol√©mica: no recomendaban al servicio p√ļblico de salud (NIH) financiar estos f√°rmacos. Para decidir esto utilizaron un modelo econ√≥mico, el ScHARR, que obten√≠a los datos de la evoluci√≥n natural de la enfermedad de una cohorte hist√≥rica Canadiense en los a√Īos 80, los de la progresi√≥n de la enfermedad en pacientes tratados los tomaba de los ensayos cl√≠nicos de cada f√°rmaco, datos sobre la calidad de vida de los pacientes del MSTrust, y datos sobre los precios de informes de la industria farmac√©utica. Todo ello entraba en una f√≥rmula que establec√≠a el coste-efectividad de los tratamientos y el resultado fue desfavorable para una predicci√≥n de 20 a√Īos.

Ese mismo a√Īo el Departamento de Salud, probablemente presionado por la movilizaci√≥n de asociaciones de pacientes y profesionales, lleg√≥ a un acuerdo con las compa√Ī√≠as farmac√©uticas. Los pacientes podr√≠an acceder a los f√°rmacos a trav√©s de lo que llamaron un esquema de riesgo compartido (a partir de aqu√≠ nos referiremos a dicho estudio como a “el Esquema”. Los pacientes tratados ser√≠an monitorizados estrechamente para confirmar el coste-efectividad del tratamiento en lo que ser√≠a el mayor estudio de cohortes en EM del Reino Unido. El beneficio esperable se obtendr√≠a de una cohorte canadiense de pacientes con esclerosis m√ļltiple. Los f√°rmacos se pagar√≠an a un precio cercano al coste de mercado (alrededor de 9000‚ā¨ al a√Īo), pero se reducir√≠an si la mejor√≠a en los pacientes fuese inferior a la esperada en el modelo ScHARR.

El esquema tard√≥ tres a√Īos en ponerse en marcha. Se contrataron a 120 enfermeras trabajando en un total de 73 centros. Se calcula que el precio total del estudio incluyendo los medicamentos fue de 50 millones de libras cada a√Īo para una cifra de 5000 pacientes. En 2007 se publicaba un documento de la MS society y de las cuatro casas comerciales en el que se habla de una cifra total de 10000 pacientes, por lo que el coste del estudio ser√≠a de hasta 100 millones de libras anuales.

El informe de la polémica

El primer informe sobre los resultados del Esquema se public√≥ en 2009, con los datos correspondientes a los 3 primeros a√Īos de seguimiento. La progresi√≥n de la enfermedad no s√≥lo fue peor que en lo predicho por el modelo publicado por el NICE, sino que el grupo con tratamiento inmunomodulador ten√≠a una peor evoluci√≥n que la esperada para el grupo sin tratamiento en el modelo SCHARR. Seg√ļn el acuerdo los datos a los dos a√Īos de estudio ser√≠an tomados como referencia para fijar el precio de los f√°rmacos. Dado que los resultados eran tan negativos que los tratados ten√≠an peor evoluci√≥n que los no tratados (aunque fuera en otra cohorte), el ajuste del precio hubiera supuesto reducirlo a 0 libras.

A pesar de lo espectacular del resultado la recomendaci√≥n del grupo encargado del estudio no fue reducir el precio, sino que se consider√≥ que “era prematuro en ese momento alcanzar cualquier decisi√≥n de modificar el precio de los f√°rmacos sin nuevos an√°lisis y seguimientos”.
Dieron 3 razones para esta decisión:
1- Utilizar como grupo de control una cohorte histórica Canadiense era inadecuado, ya que la epidemiología de la enfermedad podría haber cambiado con el tiempo.
2- El estudio ten√≠a un dise√Īo que asum√≠a que la discapacidad de los pacientes no podr√≠a mejorar. Esto es por culpa de la forma en que se recogi√≥ el estudio canadiense que se utiliz√≥ como control. Para poder compararlo se us√≥ un dise√Īo similar, y no contempla que la discapacidad pudiera disminuir con el tiempo.
3- El coste y eficacia usados en el modelo ScHARR podrían haber subestimado el impacto de la discapacidad evitada gracias al tratamiento, subestimando por tanto el valor del tratamiento.

Voces críticas

marcas comerciales inteferon y acetato glatir√°mero

Todos estos argumentos han sido criticados duramente, as√≠ como el hecho de haberse retrasado al menos dos a√Īos en publicar el primer informe.
Respecto al uso de controles hist√≥ricos de una cohorte de Canad√° los cr√≠ticos dicen que es algo que ya se sab√≠a que era inadecuado al comienzo del estudio, y que continuar con el esquema no va a resultar en nuevas evidencias que cambien estos hechos. Respecto a los problemas metodol√≥gicos para medir la discapacidad es interesante la cr√≠tica de el grupo de G C Ebers. √Čstos plantearon los resultados de un estudio independiente en los brazos de placebo de 31 ensayos cl√≠nicos en esclerosis m√ļltiple. Demostraron que las dos variables principales para medir discapacidad en el esquema de riesgo compartido (modificaciones de la puntuaci√≥n en escalas de discapacidad a corto plazo y tasa de brotes) no eran v√°lidas. Vieron c√≥mo pacientes en el grupo de placebo empeoraban tan frecuentemente como mejoraban, en cantidades equivalentes a las consideradas por los ensayos cl√≠nicos como progresi√≥n de la enfermedad, por lo que cambios peque√Īos en el EDSS (una escala de discapacidad) en un periodo de dos a√Īos no ser√≠a suficiente para predecir el curso en los a√Īos siguientes. Tampoco valdr√≠a para predecir la evoluci√≥n la tasa de brotes, a pesar de que en el Esquema fue clara la disminuci√≥n de este √≠ndice.

Estas cr√≠ticas coinciden en que los fallos de dise√Īo del estudio podr√≠an derivar en de dos actuaciones posibles: frenar el esquema de riesgo compartido, dejando de financiar las 4 sustancias, o como segunda opci√≥n continuar con el esquema, dando validez a sus conclusiones, y por tanto reducir el precio de los f√°rmacos seg√ļn lo convenido.

Lo que denuncian es que no se tome ninguno de estos dos caminos, y que en cambio se achaque a estos fallos de dise√Īo (que se conoc√≠an al inicio del ensayo) la decisi√≥n de continuar el estudio sin disminuir el precio de los f√°rmacos, alegando que las conclusiones no son valorables.

Por otro lado se ataca la falta de independencia del grupo responsable del esquema, sugiriendo que la industria farmacéutica ha tenido un papel importante en la toma de estas decisiones. Tendremos que esperar la siguiente hornada de cables de Wikileaks para ver si se descubre algo sobre el tema, mientras tanto consideraremos que son acusaciones sin fundamento.

¬ŅSupone el fracaso de los esquemas de riesgo compartido?¬Ņno sirven para nada los interferones?

Algunas de las cr√≠ticas que os hemos comentado parecen contradictorias. Por una lado hablan de la inefectividad de los interferones que demuestran los resultados, pero por otro nos habla de todos los errores metodol√≥gicos en los que incurre el esquema de riesgo compartido. Es un estudio no ciego, no randomizado, con un grupo de control hist√≥rico, y que usa una medida de la discapacidad de la esclerosis m√ļltiple que los mismos cr√≠ticos consideran como poco adecuada. ¬ŅEn qu√© quedamos, hacemos caso a los resultados o no? Si un estudio as√≠ concluyera en una recomendaci√≥n positiva para un nuevo f√°rmaco, ¬Ņapoyar√≠a alguno de estos cr√≠ticos su administraci√≥n basada en una evidencia tan cuestionable? No creemos que la utilidad de estos f√°rmacos pueda establecerse por los resultados de este estudio, y nos remitimos a los ensayos cl√≠nicos disponibles de cada medicamento (patrocinados por las casas comerciales correspondientes, pero como dir√≠an al final de una pel√≠cula de Conan: eso es otra historia), con resultados recientes de estudios con per√≠odos de hasta 15 a√Īos de seguimiento.

Otros llaman la atenci√≥n sobre los beneficios que ha supuesto para los pacientes la creaci√≥n del Esquema. Hay que tener en cuenta que la implantaci√≥n de este estudio ha supuesto la creaci√≥n de una extensa red de cuidados especializados para la esclerosis m√ļltiple, con m√°s de 250 enfermeras, que contribuyen al bienestar de estos pacientes (y de los no tratados) mucho m√°s all√° de la administraci√≥n de tratamiento. Tambi√©n est√°n los miles de brotes que los f√°rmacos han prevenido, con el impacto socioecon√≥mico que esto supone, independientemente de que el √≠ndice de recurrencias no sea un buen indicador de progresi√≥n de la enfermedad.

Es una situaci√≥n complicada en la que los que llevan las de perder son los pacientes. Por un lado los pacientes con EM, a los que no podemos decirles cu√°l es la causa de su enfermedad, cu√°l va a ser su progresi√≥n, ni podemos ofrecerles una cura. Por el otro los pacientes con enfermedades diferentes, que ven reducido el presupuesto del sistema de salud por gastarlo en f√°rmacos con un dudoso coste-efectividad (al menos desde el punto de vista del propio sistema de salud). Las patentes de los interferones comienzan a caducar, con el consiguiente descenso en sus precios, con formulaciones m√°s asequibles. El a√Īo que viene comenzar√°n a comercializarse la nueva generaci√≥n de f√°rmacos inmunomoduladores, con resultados muy prometedores en los ensayos cl√≠nicos con los que se han presentado. Por supuesto su precio estar√° a la altura de las expectativas puestas en su efectividad. Antes de la llegada de los refuerzos esperamos el segundo informe del esquema de riesgo compartido, que se anuncia para finales de este a√Īo. Han cambiado el grupo control, y prometen resolver algunos de los fallos que hemos comentado.

Polémicas aparte, hay algo en este estudio británico que es digno de elogio: un sistema de salud trata de averiguar que efectividad tienen los fármacos en los que se gasta el dinero para decidir su forma de actuación en el futuro. Aunque la metodología haya sido incorrecta, y la negociación del precio con la industria farmacéutica haya fracasado, el hecho de intentar gastar el dinero de una forma más responsable es encomiable.

En nuestro pa√≠s la mayor parte de ensayos cl√≠nicos son patrocinados por las compa√Ī√≠as que est√°n detr√°s de cada f√°rmaco, luchando por hacerse con una indicaci√≥n de tratamiento y un sitio en las gu√≠as cl√≠nicas, para disfrutar luego de la rutina recetadora de los m√©dicos. Por supuesto que para recomendar un tratamiento nos basamos en evidencias cient√≠ficas, pero el modelo actual s√≥lo permite prosperar a la evidencia cient√≠fica que sale de la casa comercial. Estamos en crisis y la sanidad p√ļblica ya no puede sostener un modelo de todo para todos a cualquier precio. Puede que la estrategia del NIH brit√°nico no fuera la adecuada, y que fallase la metodolog√≠a, pero su objetivo es el que debemos perseguir en cualquier sistema de salud: un uso responsable de los recursos.

Goin’ faster than a roller coaster

11/ 01/ 11

Mi momento favorito es la lenta subida, escuchando el ruido que hace la cadena que tira de la vagoneta hacia la cima, viendo como el parque de atracciones se hace cada vez m√°s peque√Īo y el viento sopla con m√°s fuerza. Tratas de sonreir, que nadie perciba tu temor. Te preguntas una y otra vez en qu√© demonios estabas pensando cuando te subiste, a qui√©n quer√≠as impresionar (porque siempre es ese el motivo, ¬Ņno?). El traqueteo se hace m√°s lento hasta detenerse, el vag√≥n se inclina. Unos segundos despu√©s tu est√≥mago asoma por tu garganta y tu cabeza se mueve fl√°ccida, como la de esos perros que se colocan en el salpicadero de un coche. Cuando pasas la peor de las bajadas te descubres gritando como una ni√Īa e intentas corregir el timbre ahora que el recorrido te da un respiro, pero cada vez que la vagoneta se acerca al suelo sacas a pasear al Farinelli que llevas dentro. El circuito termina y en tu cabeza oyes los latidos acelerados de tu coraz√≥n. Cuando pisas el suelo lo primero que sientes es el alivio de encontrarte a salvo. Lo segundo, que s√≥lo dura unos breves instantes, es un vac√≠o inexplicable, un hambre diferente que te empuja a la locura y te hace decir a tus acompa√Īantes: ¬Ņsubimos otra vez?

Estos v√≠deos corresponden a algunas de las mayores aberraciones creadas por el hombre. M√°quinas de tortura creadas por mentes perversas, que se retuercen como serpientes de hierro, ahogando los gritos de los incautos que se adentran en sus entra√Īas.

Steel Dragon 2000

Esta locura s√≥lo pod√≠a ocurr√≠rsele a los Japoneses. Se encuentra en el Nagashima Spa Land, en la regi√≥n de Mie. Mide 100 metros de alto alcanzando en las dos primeras bajadas m√°s de 150 km/h. Ostenta adem√°s el r√©cord del recorrido m√°s largo, con 2,4 km/h. Si quer√©is ver como se ve desde la primera fila apretaos el pa√Īal y pinchad el enlace.

Tit√°n

Tras la ca√≠da desde 75 metros y la entrada del t√ļnel Tit√°n introduce a los intr√©pidos viajeros en un carrusel en el que experimentar√°n fuerzas de hasta 4,5 G’s. De hecho, las quejas por problemas cervicales en muchos usuarios hizo que el trazado se cambiase y de disminuyera la velocidad a la que la m√°quina entra en el carrusel (si os fij√°is en el video casi se detiene). Si quer√©is dejar vuestros mentones impactados en el estern√≥n s√≥lo ten√©is que desplazaros al parque Six Flags en Arlington, Texas, o probar suerte en Goliath, el hermano gemelo que pod√©is encontrar en el Six Flags Magic Mountain de Los √Āngeles.

Millenium Force

Sin palabras. Deja que los 720p de resoluci√≥n en pantalla completa te transporten a la primera fila de esta locura del Cedar’s Point en Ohio.

Kingda Ka

El Rey de las monta√Īas rusas. Protagonista de uno de mis episodios favoritos de megaconstrucciones, el Kingda Ka es la monta√Īa m√°s alta, con mayor ca√≠da libre y con mayor velocidad del mundo. Un lanzador hidr√°ulico te dispara a 205 kil√≥metros por hora contra una torre de 140 metros, arrastr√°ndote de nuevo en un √°ngulo de 90 grados contra el suelo. No te dar√° tiempo a sufrir. Tambi√©n de manos de Six Flags, pero esta vez en New Jersey.

“El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva al odio, el odio lleva a la ira, la ira lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti.”

Mi vida sin ti

10/ 01/ 11
FORMA Mi vida sin ti

A lo largo del a√Īo 2011 se va a producir en Espa√Īa un evento que desde la perspectiva de la salud de la poblaci√≥n es mucho m√°s importante que los trasplantes, que la gripe y que otros eventos sanitarios muy publicitados y promocionados: millones de personas van a tener que dejar de fumar en espacios p√ļblicos.

Este hecho puede ser un elemento determinante, una oportunidad para que una gran parte de la población fumadora valore la posibilidad de abandonar su hábito tabáquico.

Dejar de fumar es una de las intervenciones de m√°s impacto en la salud de una persona. Supera con mucho otras intervenciones del sistema sanitario.

Mi Vida sin Ti es un proyecto colaborativo informal de un grupo de personas que trabajan en temas relacionados con la salud, y exploran con interés las posibilidades de internet. La iniciativa no está vinculada con ninguna asociación, institución o sociedad científica o profesional. Pretende ser un espacio que ofrezca ayuda clara, global, transparente, no vinculada a intereses comerciales, para informar, apoyar y facilitar la decisión de dejar (o no) de fumar.

Queremos reorientar muchos mensajes dirigidos al consabido ‚Äúacuda a su m√©dico de cabecera para que le ayude a dejar de fumar‚ÄĚ, institucionalizando o ‚Äúfarmacologizando‚ÄĚ una decisi√≥n que en un alto porcentaje de los casos est√° relacionada con una decisi√≥n y motivaci√≥n personal m√°s que con una consulta m√©dica. La decisi√≥n de dejar de fumar es individual y aut√≥noma. El protagonista es la persona. Los profesionales sanitarios somos actores secundarios. Aunque estaremos encantados de intervenir si se nos requiere.

Este es el origen del nacimiento de esta iniciativa Mi vida sin Ti: puedes vivir sin tabaco y el tabaco puede vivir sin ti.

Toda la información en:
Web: http://mividasinti.es
Facebook: http://www.facebook.com/mividasinti11
Twitter: @mividasinti11

Sinfonía del Nuevo Mundo

06/ 01/ 11
Emigrantes en el puerto de Vigo

Esta es una de esas ma√Īanas extra√Īas, en las que uno se siente (o se sent√≠a, cuando era m√°s joven) solidario con el resto del mundo. Solidario en la emoci√≥n de dar y recibir. Con el tiempo la emoci√≥n se diluye, uno entiende que la solidaridad es otra cosa, algo que no puede ocurrir s√≥lamente los seis de enero, y esta coartada planetaria se vuelve un acto m√°s √≠ntimo y humilde. Tambi√©n entiende que dar y recibir son actos privilegiados que s√≥lo son posibles para los que tienen.

Nuestro regalo de Reyes, el de hoy, es un trozo de una sinfon√≠a, una de las m√°s bellas que conocemos. El texto que sigue a continuaci√≥n, y que sirve de presentaci√≥n a la m√ļsica, fue escrito hace algunos a√Īos por John Berger y reeditado recientemente en un libro que recopila diversos textos del autor. Se llama “Con la esperanza entre los dientes”

Hace poco m√°s de un siglo que Dvorak compuso su Sinfon√≠a del Nuevo Mundo. Cuando la escribi√≥, era director de un conservatorio de m√ļsica de Nueva York, y la propia sinfon√≠a le llev√≥ a componer, ocho meses despu√©s y todav√≠a en Nueva York, su sublime Concierto para Violoncelo. En la Sinfon√≠a, las colinas que se pierden en el horizonte de su Bohemia natal se convierten en las promesas del Nuevo Mundo. No es grandilocuente, pero s√≠ insistente y ruidosa, pues describe los anhelos de quienes carecen de poder, de aquellos a quienes se denomina err√≥neamente ‚Äėpueblo llano‚Äô, de aquellos a quienes estaba destinada la Constituci√≥n estadounidense de 1787.

Pocas obras de arte que yo conozca expresan de una forma tan directa y, sin embargo, tan brusca (Dvorak era hijo de campesinos, y su padre so√Īaba con que se hiciera carnicero) las creencias que llevaron a una generaci√≥n tras otra de inmigrantes a convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Para Dvorak, la fuerza de esas creencias era inseparable de una ternura característica, de ese respeto por la vida que se ve por doquiera que se mire en la intimidad de los gobernados (a diferencia de los gobernantes). Y con este mismo espíritu fue recibida la Sinfonía cuando se interpretó por primera vez el 16 de diciembre de 1893 en el Carnegie Hall.

En una ocasi√≥n le pidieron a Dvorak su opini√≥n sobre el futuro de la m√ļsica norteamericana, y √©l recomend√≥ a los compositores estadounidenses que escucharan la m√ļsica de los indios y los negros. La Sinfon√≠a del Nuevo Mundo expresa un optimismo sin fronteras, que, parad√≥jicamente, es acogedor, pues gira en torno a la idea del hogar. Una paradoja ut√≥pica.

El poder del país que inspiró esas optimistas esperanzas ha caído hoy en las manos de una camarilla de fanáticos (que quieren limitarlo todo, salvo el poder del dinero), de ignorantes (que sólo reconocen la realidad de su poder armamentístico), de hipócritas (que en sus juicios éticos utilizan dos medidas, una para nosotros, otra para ellos) y de crueles maquinadores que proyectan los B52.

Y el pr√≥ximo 10 de enero…

06/ 01/ 11
FORMA Mi vida sin ti

…llegar√° tu mejor regalo de Reyes

Etiquetas:
Page 1 of 2
1 2