Entradas en July de 2010

4 cosas que debes evitar en tus presentaciones (Episodio 2)

29/ 07/ 10
http://www.flickr.com/photos/jurvetson/

Es posible que Al Gore no sea santo de vuestra devoci√≥n, pero es innegable que ha triunfado en el mundo de las presentaciones. Con su charla “Una Verdad Inc√≥moda” consigui√≥ un premio Oscar y un Nobel de la Paz. Yo me conformar√≠a con disminuir el √≠ndice de bostezos, pero pod√©is aspirar a lo que quer√°is. En esta segunda entrega nos centraremos en 4 puntos importantes del dise√Īo de las diapositivas. Si est√°s interesado en este tema puedes leer otros de nuestros art√≠culos de la secci√≥n de tutoriales.

No pongas tanta letra. Y ponla m√°s grande.

10/20/30

Mira esa presentaci√≥n que acabas de preparar llena de diapositvas, cada una de ellas llena de lineas con un mont√≥n de informaci√≥n. Sentimos mucho aguarte la fiesta, pero hay algo que debes saber: hay una cantidad limitada de informaci√≥n que uno puede retener de una charla, y es muy probable que tu powerpoint se haya pasado de ese l√≠mite. Como presentador tienes que contar con ello y preguntarte ¬Ņsi el p√ļblico s√≥lo pudiera retener una idea de esta diapositiva, qu√© idea ser√≠a? La mayor parte de las veces puedes resumir esa idea en pocas palabras. Si no tienes m√°s remedio que poner texto en una diapositiva deber√≠as usar el m√≠nimo de palabras que transmitan esa idea.

Hay un gur√ļ de las presentaciones y de la comunicaciones llamado Guy Kawasaki que tiene una norma que pod√©is aprovechar: la regla del 10/20/30. Despu√©s de asistir a miles de charlas y presentaciones sinti√≥ una revelaci√≥n y decidi√≥ evangelizar al resto de humanos sobre un mejor uso del powerpoint: el l√≠mite deber√≠a estar en 10 diapositivas, la tostada no deber√≠a durar m√°s de 20 minutos y no deber√≠a contener ninguna fuente con un tama√Īo menor de 30 puntos. Seg√ļn el bueno de Guy esto es el l√≠mite tolerable por el ser humano.

Cuando le√≠ por primera vez esta regla me parec√≠a imposible. Estar√©is pensando en vuestra √ļltima sesi√≥n, que f√°cilmente podr√≠a responder a un 70/60/10. Est√° claro que una charla cient√≠fica puede ser m√°s compleja que una reuni√≥n rutinaria de una empresa, por lo que los l√≠mites pueden no ser tan estrictos. Sin llegar al extremo del 10/20/30, debemos tener en mente que charlas de m√°s de 30 minutos suelen ser insufribles, y aunque necesitemos m√°s de 10 diapositivas habr√≠a que mantener un n√ļmero lo m√°s reducido posible.

Lo que no es negociable es el tama√Īo de fuente. Menos de 30 puntos de tama√Īo har√° que media sala se pierda el contenido de tus diapositivas. Si es imprescindible puedes dividir la diapositiva en varias, pero nunca seas taca√Īo con el tama√Īo de letra.

Quita esa horterada

gifs

El camino del maestro zen del powerpoint est√° lleno de peligros y tentaciones. Hay tantas opciones a nuestro alcance que es f√°cil caer en el exceso. Las animaciones y transiciones pueden darle un toque de distinci√≥n a tu presentaci√≥n, pero de la misma manera puedes pasarte y crear un monstruo lento y vulgar. Lento porque a veces consumen m√°s recursos del ordenador o porque tienes que esperar a que cada efecto acabe antes de pasar al siguiente. Vulgar porque la mayor√≠a de efectos de powerpoint son de hace 10 a√Īos y no son precisamente el paradigma de la elegancia. Utiliza las m√≠nimas imprescindibles y con la mayor sutileza posible.

Otras fuentes de ‚Äúhorterismo‚ÄĚ en el powerpoint son los logotipos sobrecargados encabezando todas las diapositivas, los esquemas de color agresivos, tipograf√≠as inadecuadas, wordart, los cliparts de Microsoft, gifs animados… Huye de estas tentaciones, joven padawan. Si necesitas asesoramiento puedes leer nuestros art√≠culos anteriores sobre cualquiera de estos temas.

Os repetimos uno de nuestros consejos de siempre: copia. Entra en p√°ginas de webs con dise√Īos que puedas utilizar para tu powerpoint. F√≠jate en los carteles publicitarios, en las revistas, los peri√≥dicos, la infograf√≠a… Gente m√°s experta en dise√Īo que cualquiera de nosotros nos est√° chivando sus trucos en cada una de sus creaciones. Aprov√©chalo, pero atribuye el m√©rito a quien lo merezca.

El tama√Īo importa

clint

Ya hemos hecho referencia al tama√Īo de las im√°genes en post previos, as√≠ que seremos breves. Cada archivo de imagen tiene un n√ļmero de pixeles de informaci√≥n acumulados. A su vez cada proyector es capaz de mostrar una cantidad limitada de pixeles. Si tu imagen tiene m√°s pixeles de informaci√≥n de los que es capaz de mostrar el proyector entonces la presentaci√≥n tiene que cargar con un exceso de datos que no necesita. Esto es muy frecuente cuando usamos fotos hechas con c√°maras digitales, que tienen cada vez sensores m√°s sensibles y con m√°s y m√°s megap√≠xels. Este exceso no va a conseguir que se vea mejor, pero har√° que la presentaci√≥n fluya m√°s lenta, a tirones, o incluso que se cuelgue.

El problema contrario es m√°s evidente al ojo del p√ļblico. Si pones im√°genes con muy baja resoluci√≥n y tratas de aumentarlas por encima de su tama√Īo m√°ximo se ver√°n ‚Äúpixeladas‚ÄĚ y eso, amigos, es muy cutre.

Si quer√©is saber m√°s sobre el tama√Īo de imagen seguid este enlace a nuestro tutorial sobre adelgazamiento de powerpoints.

No seas chapucero

rejilla

El dise√Īo de una presentaci√≥n no es s√≥lo “tunear” un powerpoint cambiando los colores en el √ļltimo momento o poner transiciones con confeti entre una diapositva y otra. Dise√Īar una charla es un ejercicio de planificaci√≥n en el que constantemente debes preguntarte cu√°l es la mejor manera de trasmitir este mensaje a este p√ļblico, y particularmente c√≥mo hacerlo de forma m√°s visual. Unos tendr√°n un talento art√≠stico m√°s evidente que otros, pero cualquiera puede hacer las cosas un poco menos chapuceras siguiendo unas pautas generales.

Al ojo humano le gustan los patrones, por eso cualquier dise√Īo cl√°sico sigue una rejilla o plantilla invisible que hace que de forma inconsciente las creaciones nos resulten ordenadas y agradables. No hace falta que cre√©is una plantilla muy compleja, pero con tratar de alinear los objetos de un conjunto y los m√°rgenes de las diapositivas podr√≠ais daros por satisfechos. Mantener un estilo homog√©neo a lo largo de una presentaci√≥n ayuda a dar consistencia a la charla, as√≠ que no cambieis colores, tipograf√≠a y estilos cada diapositiva. Elegir el tipo de letra tambi√©n es importante, as√≠ como el esquema de color. Dedicando un poco de tiempo a la planificaci√≥n de estos aspectos podr√©is conseguir resultados m√°s profesionales con poco esfuerzo.

Tratamiento oral de la deficiencia de Vitamina B12: ¬ŅEl secreto mejor guardado?

27/ 07/ 10
Vitamina B12

B12 s√≠, pero ¬Ņpor d√≥nde?

A trav√©s de Primum non nocere hemos llegado a la presentaci√≥n que os ofrecemos hoy. Pese a que ya tiene tres a√Īos nos ha resultado de gran inter√©s, ya que responde a una pregunta que probablemente pocos m√©dicos tenemos clara, y que tiene sin embargo una profunda trascendencia para nuestros pacientes en cuanto a comodidad de uso, adherencia terap√©utica, y tambi√©n en t√©rminos econ√≥micos, como se argumenta en la presentaci√≥n

Vaya nuestro agradecimiento a Rafa Bravo y a Jos√© Mari√Īo, por compartirla.

Etiquetas:

Sebastian’s Voodoo, o el sacrificio

24/ 07/ 10

Sebastian’s Voodoo, de Joaqu√≠n Baldwin

Os presentamos hoy un extraordinario cortometraje de animaci√≥n del paraguayo Joaqu√≠n Baldwin. Se trata de cuatro minutos espl√©ndidos, que a√ļnan una depurada t√©cnica de animaci√≥n con una historia emocionante y sorprendente a la par. Este trabajo obtuvo en el a√Īo 2009, entre otros muchos premios, el galard√≥n al mejor cormetraje en el Short Film Corner, evento que se celebra cada a√Īo en paralelo con el Festival de Cine de Cannes.

Joaqu√≠n Baldwin tiene 27 a√Īos y naci√≥ en Paraguay. En el a√Īo 2002 se traslad√≥ a los Estados Unidos y en 2010 obtuvo un MFA (Master of Fine Arts) en animaci√≥n por la Universidad de UCLA. Adem√°s del corto que os presentamos es autor de varios m√°s que pod√©is ver en su p√°gina web.

Etiquetas: ,

Semiología: pulso venoso espontáneo retiniano

22/ 07/ 10
funduscopia

Pulso venoso espont√°neo retiniano

El pulso venoso espontáneo se aprecia como una variación rítmica en el calibre de una o más venas retinianas cuando cruzan el disco óptico, y constituye un signo oftalmoscópico muy interesante para el diagnóstico de la hipertensión intracraneal

El principio f√≠sico que subyace ha sido objeto de mucho debate a lo largo de los a√Īos. La teor√≠a m√°s aceptada hoy en d√≠a afirma que las pulsaciones se deben a cambios en el gradiente de presi√≥n en la vena retiniana cuando atraviesa la l√°mina cribosa. El gradiente de presi√≥n cambia debido a la diferencia entre la presi√≥n intraocular y la del l√≠quido cefalorraqu√≠deo. Es sabido que la presi√≥n del LCR se incrementa 0.5 mm Hg durante la s√≠stole y disminuye 0.5 mm durante la di√°stole. Por su parte la presi√≥n intraocular se eleva 1.5 mm durante la s√≠stole. Como resultado de estas variaciones la salida de sangre del ojo se incrementa en s√≠stole y disminuye en di√°stole, causando la distensi√≥n y el colapso de la vena.

Venas del ojo

El pulso venoso espontáneo está presente en el 90% de los sujetos normales y se mantiene si la presión del LCR no sobrepasa los 190 mm de agua. Si en un paciente no tenemos claro si hay edema de papila o no, la presencia de pulso venoso nos saca de dudas, descartando un hipertensión intracraneal.

Es necesario tener en cuenta que en entidades como la hipertensión intracraneal idiopática la presión intracraneal sufre fluctuaciones y puede ser normal en algunos momentos, presentando pulso venoso espontáneo

Evidentemente, como cualquier otro signo clínico, precisa ser interpretado en el contexto de la historia del paciente y del resto de hallazgos exploratorios. A continuación podéis ver un examen oftalmoscópico en el que se aprecia bastante bien el pulso venoso espontáneo.

Memoria de pez, por Daniel Santirso

19/ 07/ 10
Buscando a Doris

Este artículo está especialmente orientado a Residentes de especialidades no neurológicas que se encuentran todo tipo de patología en las guardias de Urgencias

– Hola Carmen, ¬Ņqu√© tal est√°?

РBien, no sé lo que me pasó.

– Bueno Carmen, yo me llamo Dani.

– Encantada.

РCuénteme lo que le pasó.

– Pues no me acuerdo, s√© que me levant√© por la ma√Īana… pero no me acuerdo de mucho m√°s.

– Carmen, ¬Ņc√≥mo me llamo?

– !Uy, no me lo ha dicho!

Esta fue la conversaci√≥n que tuve con la √ļltima paciente con Amnesia Global Transitoria, cuadro muy curioso y angustioso para la familia pero de buen pron√≥stico y f√°cil diagn√≥stico si se conoce.

Memoria de pez

La incapacidad para almacenar nuevos recuerdos sin alteración de otras funciones cerebrales es el dato fundamental del cuadro. Su duración es habitualmente de varias horas con recuperación progresiva.

En estudios por Resonancia Magnética con secuencias de difusión se observa que durante la fase aguda se produce una disfunción de ambos hipocampos, motivo por el cual el cerebro del paciente no puede conseguir integrar los estímulos dentro del sistema límbico y se pierden por el camino. Es por ello, que una vez resuelta la clínica la memoria no sufre alteraciones, pero lo que ocurrió en las horas anteriores nunca lo recordará.

La causa del cuadro es el gran misterio que rodea a esta entidad. En muchas ocasiones, se desencadena con el nerviosismo (muchas veces se confunde con crisis de ansiedad) o con maniobras de Valsalva (tos, defecaci√≥n…), relacion√°ndose con patolog√≠a en el retorno venoso cerebral. Sin embargo, esta enfermedad raramente se repite (menos de un 10% a los 10 a√Īos) y los estudios al respecto no dejan claro si existe asociaci√≥n o no.

Por otra parte, se ha demostrado que no se relaciona con un mayor riesgo de enfermedad cerebrovascular, epilepsia o Alzheimer, enfermedades con las que se debe plantear diagn√≥stico diferencial en el caso de que se presente con alg√ļn rasgo at√≠pico (duraci√≥n muy breve o muy prolongada, alteraci√≥n del nivel de conciencia, alteraci√≥n del lenguaje u otra focalidad neurol√≥gica…). Se trata por lo tanto de una patolog√≠a benigna y transitoria.

Si os encontr√°is a un paciente que, de repente parece Doris en la pel√≠cula “Buscando a Nemo”, probablemente estar√©is ante una Amnesia Global Transitoria.

Etiquetas:

35 películas en 2 minutos

16/ 07/ 10

Gracias a un enlace en los quickies de Motiongrapher.com (pedazo de p√°gina) hemos encontrado este video de 2 minutos con ilustraciones en honor a 35 grandes cl√°sicos de la historia del cine. Algunos son evidentes, pero hay otros que no somos capaces de sacar. Esperamos vuestra ayuda en los comentarios. ¬°Cuidado con los espoilers!

4 cosas que debes evitar en tus presentaciones (Episodio 1)

13/ 07/ 10
microsoft

Esta primera serie de cosas que debes evitar en tus charlas está centrada en la filosofía de las presentaciones y su preparación. La segunda entrega de este artículo se centra en aspectos más técnicos y será publicada muy pronto en Neurobsesion. Estas son nuestras recomendaciones:


No seas el Dr Frankesntein

frankenstein

Hay tres elementos que hacen √ļnica tu charla: el presentador, el mensaje y el p√ļblico. Las posibles combinaciones de estos factores hacen de cada presentaci√≥n algo diferente. No es la misma charla la que dar√≠as a un grupo de estudiantes que la que dar√≠as a un grupo de pacientes.

Es muy importante orientar tu presentaci√≥n al p√ļblico al que va dirigida. Tienes que interesarte por el conocimiento previo que tienen del tema, ver cu√°les son sus objetivos, y qu√© aspectos les pueden interesar en particular.

Por esta raz√≥n no es muy recomendable hacer refritos de charlas previas. Por un lado creamos una especie de monstruo de Frankenstein hecho de retales, con una estructura poco clara. Por otro damos una imagen de desinter√©s en el p√ļblico, hay que hacer que se sientan un poco especiales.

Es muy pr√°ctico usar diapositivas de presentaciones anteriores, pero siempre con un formato y un contenido que encaje dentro de la estructura de la nueva, y siempre sin abusar de este recurso.

No des la espalda

clint

El m√°ximo exponente de la “muerte por powerpoint” es presentar sentado de espaldas al p√ļblico. Demuestra una concepci√≥n completamente err√≥nea de lo que debe ser una charla o una sesi√≥n. Si lo que queremos es leer un documento en voz alta entonces es m√°s eficaz darle a cada uno una copia del documento y que lo lea cuando le resulte m√°s conveniente. Pero si queremos dar una charla uno de los principales valores es el contacto visual.

Las diapositivas son un apoyo que no puede sustituir nuestra presentaci√≥n. Hay que presentar de cara al p√ļblico y tener en cuenta que nuestras diapositivas son s√≥lo un apoyo, no lo principal. Estamos acostumbrados a que los oradores paren su charla al cambiar de diapositiva, miren a la pantalla y luego nos expliquen diapositiva por diapositiva. Si mantienes el contacto visual con el p√ļblico mientras expones tus argumentos, con las diapositivas pasando en un segundo plano conseguir√°s un efecto muy positivo, ya que ser√° dif√≠cil distraer la atenci√≥n de tu mensaje. ¬†

Cuidadín con el puntero

vader

Siguiendo la mentalidad anterior, un puntero l√°ser es algo que habr√≠a que usar con mucho cuidado (y no me refiero al riesgo de dejar a alguien ciego). Si quieres destacar algo de tu powerpoint dis√©√Īalo desde un principio de forma que sobresalga. Por ejemplo: alguien pone una tabla de un articulo escaneada y se√Īala con su puntero la s√©ptima fila que es la que nos interesa. Desde 5 metros el texto casi no se lee as√≠ que ni siquiera te molestes. Cuando prepares la charla coge los datos de esa tabla y piensa en qu√© es lo que resulta interesante para tus oyentes. Una vez identifiques estos elementos piensa en c√≥mo presentarlos de forma que lo importante destaque. La mejor forma de usar el puntero l√°ser es hacer una presentaci√≥n que no necesite de puntero.¬†

Actualizaci√≥n: Se me hab√≠a olvidado comentar otro punto negativo del puntero, el temblor “presencial”. Es inevitable que estemos nerviosos al presentar, pero si adem√°s tenemos un puntero l√°ser en las manos es muy probable que lo usemos m√°s all√° de lo necesario y estemos cada dos palabras apuntando como locos a las diapositivas. Esto ya distrae de por s√≠ a la audiencia, pero si adem√°s movemos el puntero en sacudidas circulares podemos hipnotizarlos con facilidad. Est√°is avisados.

No vayas sin un Plan B

planB

No hay momento más angustioso que cuando empiezas tu charla y la presentación no carga. Si tu powerpoint sólo era un apoyo puede que seas capaz de salir a flote con dignidad. Si por el contrario tu powerpoint contiene todos los datos y tu charla depende por completo de estas diapositivas (porque eres un poco vaguete y no te las sabes) entonces más te vale preparar un plan B e incluso un plan C.

Cuenta con que uses el programa que uses tendrás que adaptarlo al ordenador y proyector donde vayas a presentar. Si no sabes qué sistema operativo, suite ofimática o resolución del proyector te vas a encontrar, entonces ponte en lo peor.

Si usas las √ļltimas versiones de Office tendr√°s que usar el asistente de compatibilidad y guardar el archivo en formato powerpoint 97-2007, que ser√° compatible con la mayor√≠a de versiones de Office disponibles (as√≠ que nada de guardar en .pptx si no sabes seguro que en el ordenador donde presentas lo va a poder abrir). Si eres de Mac y usas Keynote (enhorabuena por tu buen gusto) tienes dos opciones: o presentas con tu port√°til Mac (tendr√°s que comprar los cables adaptadores), o exportas tu presentaci√≥n a formato powerpoint. Esta opci√≥n no es infalible, as√≠ que tendr√°s que comprobar c√≥mo ha quedado abri√©ndola antes en powerpoint para no llevarte sorpresas. Como plan C yo siempre exporto todas las diapositivas a im√°genes en formato .jpg, que muy mal tiene que darse la cosa para que no las pueda reproducir.¬†

Y tampoco est√° de m√°s llevar dos l√°pices de memoria o guardar todas tus presentaciones en el dropbox. Tienes que estar preparado para cualquier cat√°strofe.

Page 1 of 2
1 2