Entradas en April de 2010

Esclerosis m√ļltiple, por Pedro Oliva

20/ 04/ 10

Recientemente nuestro compa√Īero el Docotr Pedro Oliva present√≥ una sesi√≥n para el servicio de Farmacia sobre la Esclerosis M√ļltiple, que hoy os presentamos en Neurobsesi√≥n. En esta sesi√≥n hace un excelente repaso de esta enfermedad, explicando tanto su etiolog√≠a, su presentaci√≥n y evoluci√≥n cl√≠nica, su diagn√≥stico y su tratamiento, incluyendo las √ļltimas novedades como la claridribina y el fingolimod.

Abraza la vida

16/ 04/ 10

Hoy os dejamos un anuncio. Encontrado en Somos medicina, pertenece a la campa√Īa ¬ęEmbrace Life¬Ľ promovida por Sussex Safer Roads Partnership y es un ejemplo de publicidad imaginativa y eficaz, bien concebida y excelentemente realizada. Dicen m√°s los ojos de los actores de este corto que media docena de anuncios gore de los que les gustan a otros organismos de tr√°fico. Ha recorrido Internet como la p√≥lvora y contabiliza ya m√°s de 4 millones de visualizaciones en YouTube.

Etiquetas: ,

Sobre los cinco panes. Karel Capek

16/ 04/ 10

…¬ŅMe pregunta que qu√© tengo contra √Čl? Se lo voy a explicar claramente, vecino. No es que est√© en contra de sus ense√Īanzas, eso no. Una vez escuch√© sus predicaciones y le digo a usted que poco falt√≥ para que me convirtiera en su disc√≠pulo. Aquella vez volv√≠ a casa y le dije a mi primo el guarnicionero: ¬ęT√ļ deb√≠as o√≠rle. Te digo que, a su manera, es un profeta. Habla muy bien, hay que reconocerlo.¬Ľ A uno se le alegra el coraz√≥n. Aquel d√≠a ten√≠a yo los ojos llenos de l√°grimas, hubiera cerrado la tienda muy a gusto y me hubiera ido tras √©l para no perderle nunca de vista. ¬ęReparte todo lo que tienes, dijo, y s√≠gueme. Ama a tu pr√≥jimo, ayuda al pobre y perdona al que te ofendi√≥¬Ľ, y cosas por el estilo. Yo soy un sencillo panadero, pero cuando le o√≠a sent√≠a dentro de m√≠, una alegr√≠a y un dolor tan extra√Īos… No s√© c√≥mo decirlo… Una fuerza que me hac√≠a arrodillar en tierra y llorar y, al mismo tiempo, algo tan bello y tan ligero como si de m√≠ se hubieran desprendido todas las preocupaciones, toda la maldad. Entonces, pues, fue cuando le dije a mi primo: ‚ÄúT√ļ, tonto de capirote, deber√≠a darte verg√ľenza lo que haces. Hablas de tonter√≠as, que si √©ste o el otro te deben, que si tienes que pagar los diezmos, recargos e impuestos, etc. Mejor ser√≠a que repartieras entre los pobres lo que tienes, dejar√°s a tu mujer y a tus hijos y le siguieras.‚ÄĚ
Y eso de que cura enfermos y pose√≠dos, tampoco se lo echar√≠a en cara. La verdad, es un poder extra√Īo y sobrenatural, pero todos nosotros sabemos que nuestros curanderos son unos matasanos y que los romanos no son mejores. Saben sacar dinero, eso s√≠, pero cuando los llamas junto a un moribundo se encogen de hombros y te dicen que deb√≠as haberlos llamado antes. ¬°Antes! Mi difunta esposa estuvo enferma dos a√Īos. Yo la llevaba de unos m√©dicos a otros. No se puede usted imaginar el dinero que me cost√≥. Y ninguno le ayud√≥. Si entonces hubiera ido ya √Čl por las ciudades, hubiera ca√≠do yo de rodillas a sus plantas y le hubiera dicho: ‚ÄúSe√Īor, sana a esta mujer.‚ÄĚ Y ella hubiera tocado su t√ļnica y se hubiera curado. As√≠, la pobrecita, sufri√≥ como no tiene usted idea… Que cure enfermos lo encuentro muy bien. Claro que los doctores est√°n en contra de eso y gritan que es una estafa y una intromisi√≥n, y quieren que se lo proh√≠ban y qu√© s√© yo cu√°ntas cosas m√°s. Pero ya sabemos, que en ello juegan parte importante los intereses particulares. El que quiere ayudar a la gente y salvar al mundo, siempre tropieza con los intereses de alguien. No se puede contentar a todos, eso ya se sabe. Lo que yo digo: puede curar y resucitar muertos si le parece… Pero aquello de los cinco panes, no debi√≥ hacerlo. Como panadero, le digo a usted que fue una gran injusticia con respecto a nosotros.

¬ŅUsted no ha o√≠do hablar sobre lo de los cinco panes? Me extra√Īa, porque todos los panaderos est√°n fuera de s√≠ a causa de este asunto. Dicen que un gran gent√≠o le sigui√≥ hasta un lugar desierto, y √Čl curaba a sus enfermos. Y cuando anochec√≠a, se acerc√≥ a √Čl uno de sus disc√≠pulos, dici√©ndole: ‚ÄúDesierto est√° el lugar este y el tiempo pasa. D√©jales partir, para que yendo a la ciudad, encuentran para s√≠ alimentos.‚ÄĚ Entonces √©l les contest√≥: ‚ÄúNo es necesario que se marchen, dadles vosotros a comer.‚ÄĚ Y ellos le contestaron: ‚ÄúNo tenemos aqu√≠ m√°s que cinco panes y dos peces.‚ÄĚ Y √©l contest√≥ a su vez: ‚ÄúTra√©dmelos aqu√≠.‚ÄĚ Y orden√≥ a la multitud que se sentara sobre la hierba y, tomando aquellos cinco panes y dos peces, mir√≥ al cielo, los bendijo y parti√©ndolos en pedazos daba el pan a sus disc√≠pulos, y los disc√≠pulos a la multitud. Y todos comieron y quedaron saciados. Despu√©s se recogieron las migajas llen√°ndose doce cestos. Comieron alrededor de cinco mil hombres, sin contar mujeres y ni√Īos.

Comprenda, vecino, que esto no lo puede consentir ning√ļn panadero. ¬ŅA d√≥nde llegar√≠an las cosas? Si tuviera que convertirse en costumbre que cualquiera pudiera, con cinco panes y dos pececitos, hartar a cinco mil personas, ya est√°bamos arreglados. Entonces, los panaderos tendr√≠amos que irnos a pacer, ¬Ņtengo raz√≥n o no? En lo que se refiere a los pececitos, ¬°all√° se las arreglen! Crecen en el agua y los puede pescar todo el que quiera. Pero el panadero tiene que comprar cara la harina y la le√Īa, tiene que tener un aprendiz y pagarle un jornal, ha de contar con el mantenimiento de la tienda o sea, impuestos, y qui√©n sabe cu√°ntos cosas m√°s; as√≠ que est√° contento si le quedan algunas monedas para alimentarse y no tener que ir pidiendo limosna. ¬ŅY √Čl? Le basta con mirar al cielo y tiene suficiente pan para saciar a cinco mil o qui√©n sabe a cu√°ntos miles de personas. La harina no le cuesta nada, no tiene que acarrear la le√Īa de Dios sabe d√≥nde, ningunos gastos, ning√ļn trabajo… Est√° claro que de ese modo, puede dar el pan gratis a la gente, ¬Ņno es eso? Y no tiene en cuenta que a los panaderos de los alrededores les quita el medio de ganarse la vida honradamente. Le digo a usted que esto es una competencia turbia, y deb√≠a impedirse de alguna manera. Si quiere hacer de panadero ¬°que pague impuestos como nosotros! La gente ya viene dici√©ndonos: ¬ŅC√≥mo es eso?, ¬Ņtanto dinero quer√©is por esos miserables panecillos? Gratis los deber√≠ais dar, como √Čl. ¬°Y vaya pan que era! Blanco, tostadito y con un aroma… Uno hubiera comido hasta reventar. Ya hemos tenido que rebajar el precio de los panecillos, ¬°palabra de honor!, los vendemos por menos que el precio de coste, solamente por no tener que cerrar las tiendas. Pero ¬Ņhasta d√≥nde vamos a llegar? Eso hace que los panaderos nos devanemos los sesos. Dicen que en otro lugar, saci√≥ a cuatro mil hombres, sin contar mujeres y ni√Īos, con siete panes y unos cuantos peces, pero se recogieron solamente cuatro cestos de migajas. Seguramente, ese negocio suyo ya no le va tan bien como antes, pero a nosotros nos va a deshacer para siempre. Y yo le digo a usted, que lo hace s√≥lo por antipat√≠a a los panaderos. Es verdad que los que comercian en pescado tambi√©n se quejan, pero √©sos no saben ya qu√© pedir por sus peces. No es un trabajo tan honrado como el de panadero.

Mire usted, vecino, yo soy ya un viejo y no tengo mujer ni hijos. Hace poco le dije a mi aprendiz que se ocupe de la panader√≠a √©l solo. No se trata, pues, de mis beneficios. Por mi alma, que preferir√≠a repartir mi peque√Īa propiedad y seguirle a E1, cultivar el amor al pr√≥jimo y todo lo que predica. Pero cuando veo c√≥mo se ha enfrentado a nosotros, los panaderos, me digo: ¬°Eso s√≠ que no! Yo, como panadero, veo que su sistema no es ninguna salvaci√≥n para el mundo, sino una verdadera cat√°strofe para nuestra profesi√≥n. Me da l√°stima, pero eso no estoy dispuesto a consentirlo. ¬°No puede ser!

Desde luego que hemos presentado una queja a Anan√≠as y al Gobernador, por violaci√≥n de las leyes industriales y por incitar a la rebeli√≥n, pero ya sabe usted c√≥mo van las cosas en esos lugares. ¬°Hasta que se decidan a hacer algo! Usted me conoce, vecino, soy un hombre comedido y no busco pelea con nadie, pero si √Čl viene a Jerusal√©n, ser√© el primero en salir a la calle y gritar: ¬°Crucificadle! ¬°Crucificadle!

Karel Capek, a√Īo 1937

Etiquetas: ,

Los cuerpos de Lewy

14/ 04/ 10

De Lewy a Lewey

El 5 de octubre de 1950, de un modo totalmente inesperado, mor√≠a en su casa de campo de Pennsylvania el Dr. Frederic Henry Lewey, el mismo que hab√≠a sido bautizado en la ciudad de Berl√≠n 65 a√Īos antes como Fritz Henrich Lewy. Hijo de una m√©dico judio, Lewy ser√≠a el primero en describir los cuerpos de inclusi√≥n que llevan su nombre.


Lewy obtuvo su licenciatura en Medicina por la Universidad de Berl√≠n en 1910 y, entre esa fecha y 1912, trabaj√≥ en histopatolog√≠a y fisiolog√≠a en el Laboratorio Neuropsiqui√°trico de Munich, con Emil Kraepelin, Alois Alzheimer, Franz Nissl y Walter Spielmeyer (con este equipo es dif√≠cil perder), y los dos a√Īos siguientes, hasta 1914, bajo la direcci√≥n de Alzheimer, fue el encargado del Laboratorio Neuropsiqui√°trico de Breslau.

Sirvió como oficial médico en Turquía durante la Primera Guerra Mundial y a su fin pasó a trabajar en el Hospital de la Charité de Berlín, convirtiéndose en profesor de Neurología y Medicina Interna en 1923. Allí inició una brillante carrera, truncada en 1933, cuando el ascenso de los nazis al poder condujo a su despido por motivos raciales

Lewy se vio obligado a abandonar el país para salvar la vida, y tras una breve estancia en Londres se estableció en los Estados Unidos, convirtiéndose durante la Segunda Guerra Mundial en Teniente Coronel y consultor en Neurología, y posteriormente, en miembro fundador de la American Academy of Neurology

La enfermedad de Parkinson

Parkinson había descrito ya en 1817 la enfermedad que lleva su nombre. En su monografía An Essay on the Shaking Palsy describió seis casos de la enfermedad y estableció la hipótesis de que la lesión de la enfermedad radicaba en el bulbo raquídeo. Esta afirmación se debía a la ausencia de manifestaciones que afectaran a los órganos de los sentidos o a la inteligencia

Fue, sin embargo, Charcot, 60 a√Īos m√°s tarde el que complet√≥ la descripci√≥n cl√≠nica de la enfermedad, sumando a las datos cl√≠nicos descritos por Parkinson (el temblor, la disminuci√≥n de fuerza muscular y el trastorno de la postura y la marcha) la rigidez, la acinesia y la facies inexpresiva. Y fue Charcot el que design√≥ a esta patolog√≠a como Enfermedad de Parkinson.

En 1919 Tretiakoff, en su tesis doctoral, describió la anatomía patológica de nueve casos de enfermedad de Parkinson y mostró en todos ellos una importante pérdida neuronal en la sustancia nigra, creciente con la progresión de la enfermedad. Asimismo describió, en la sustancia nigra, las inclusiones concéntricas que previamente habían sido descritas por Lewy.

Habr√≠an de transcurrir otros 80 a√Īos antes de que se descubriese el d√©ficit de dopamina caracter√≠stico de esta enfermedad, que hemos mencionado anteriormente en una entrada dedicada a Arvid Carlsson, y que ser√≠a el punto de partida de la terap√©utica moderna en esta patolog√≠a

Los cuerpos de Lewy

En sus primeras publicaciones sobre la parálisis agitante y en su libro Muscle tone and movement, Lewy fue presentando los frutos de su trabajo entre 1908 y 1923. Fue el primer autor que detalló la anatomía patológica de la enfermedad tras examinar personalmente a 85 pacientes a los que posteriormente realizó exahustivos estudios post-mortem. Paradójicamente Lewy prestó más atención a la pérdida celular en el estriado y el pálido que a los cuerpos de inclusión o a los hallazgos de Tetriakoff, que había concentrado su atención en la sustancia negra. Junto con Tiefenbach, Lewy produjo el primer modelo experimental de parkinsonismo en conejos.

La importancia de los cuerpos de Lewy sólo se reconoció tras su propia muerte, cuando se identificó la demencia por cuerpos de Lewy difusos (si bien es cierto que el propio Lewy ya había descrito la distribución cortical y difusa de los cuerpos de inclusión)

Los cuerpos de Lewy son agregados intraneuronales anormales de proteínas. Aparecen como masas esféricas que desplazan al resto de componentes celulares. Se han descrito dos variedades: la forma clásica (troncoencefálica) es una inclusión intracitoplasmática eosinofílica con un centro denso del que irradian fibrillas de 10 nm y cuyo componente estructural primario es la alfa-sinucleina (además en los cuerpos de Lewy se identifican otras proteínas como ubiquitina, proteína neurofilamentosa o alfa B cristalina). En contraste, los cuerpos de Lewy corticales se definen peor y carecen del halo fibrilar, si bien su composición es la misma.

Similares a los cuerpos de Lewy, las neuritas de Lewy son asimismo formaciones proteináceas intraneuronales que cuentan en su composición con alfa-sinucleina. En la foto de cabecera se pueden apreciar un cuerpo de Lewy (izquierda) y una neurita de Lewy (derecha)

Se han identificado cuerpos de Lewy en la corteza, ganglios basales, locus coeruleus, columna intermediolateral de la médula espinal y otras áreas. No son específicos de la enfermedad de Parkison, habiéndose identificado en algunos casos de parkinsonismos atípicos, enfermedad de Hallerworden-Spatz y otras. Con frecuencia aparecen en necropsias de pacientes sin trastornos del movimiento, como hallazgos incidentales, que son más frecuentes en los individuos más ancianos y que se han propuesto como marcadores de fases presintomáticas de la enfermedad de Parkinson

Estudios recientes demuestran que las primeras zonas afectadas del enc√©falo son el bulbo olfatorio y el troncoenc√©falo caudal (asociando s√≠ntomas como la anosmia o los trastornos de conducta del sue√Īo REM). La progresi√≥n de la patolog√≠a se muestra en el gr√°fico a continuaci√≥n, basado en los trabajos de Braak.

Los cuerpos de Lewy y de su mujer est√°n enterrados en el cementerio de Haverford, Pennsylvania.

Etiquetas: , ,

Dise√Īo en Medicina

12/ 04/ 10
MRI

Pocas veces nos paramos a pensar en el trabajo que hay detr√°s de muchos instrumentos que utilizamos en los hospitales. Si lo hacemos suele ser porque el producto no nos satisface o tenemos alguna queja (el otro d√≠a maldije al dise√Īador de un man√≥metro para LCR) u otra idea que ser√≠a mejor. El caso es que detr√°s de cada cat√©ter, jeringa o cualquier aparato de nuestro arsenal hospitalario hay un equipo de dise√Īadores, ingenieros, cient√≠ficos y cl√≠nicos que se han devanado los sesos para decidir cada peque√Īo detalle de ese producto. La revista Medical Device and Diagnostic Industry organiza cada a√Īo los premios Medical Design Excellence Awards, que recompensan a los productos m√°s innovadores y mejor dise√Īados el √ļltimo a√Īo en 10 categor√≠as diferentes. En el n√ļmero de este mes anuncian los ganadores del 2010, un total de 39 productos, muchos de los cuales son impresionantes. Hoy os traemos algunos ejemplos.

En la categoría de cuidados intensivos y medicina de emergencia nuestro favorito es el AccuVein AV300, comprobad vosotros mismos:

En la categor√≠a de packaging se lleva la palma el de Cimzia (certolizumab), de UCB, tratamiento para la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn. El envase, la jeringa y las instrucciones est√°n dise√Īadas pensando en hacer la experiencia de autoinyectarse una vez al mes lo m√°s f√°cil posible.

cimza
litmann

La categor√≠a de productos terap√©uticos y aparatos para hospitales generales es de mis favoritas. Por un lado est√° la jeringa FreeVac, pensada para evitar los pinchazos accidentales al soltar una aguja de la jeringa. Con un dise√Īo muy original permite expulsar la aguja al terminar de inyectar el l√≠quido simplemente llevando el √©mbolo hasta el final de su recorrido. Por otro lado est√° el conjunto de fonendo Littman 3200 y el sistema Zargs Cardioscan para el an√°lisis de los ruidos cardiacos. El fonendo electr√≥nico permite almacenar los sonidos en su memoria y enviarlos por bluetooth de forma inal√°mbrica a un ordenador En el ordenador con el Software Zargis Cardioscan podremos analizar los ruidos que hemos auscultado. Una aut√©ntica ayuda para los que tenemos un o√≠do muy entrenado. Y finalmente viene El Chivato. El chivato es el Sistema inteligente de higiene manual HyGreen. B√°sicamente lo que hace es que en tu bata te cuelgas una especie de donuts de pl√°stico con una luz verde y otra roja. En cada lavabo del hospital hay un detector que le manda una se√Īal a tu chivato de que te has lavado las manos. En cada habitaci√≥n, junto a cada paciente hay un detector que hace que tu chivato muestre una luz verde si tienes las manos limpias, o roja si eres un guarro amigo de la infecci√≥n nosocomial. A los que est√©is interesados os recomendamos el art√≠culo de un n√ļmero reciente de medicina cl√≠nica sobre los h√°bitos en higiene de manos en nuestros hospitales.

En la categoría de Rehabilitación tenemos una tecnología que parece sacada de Star Trek, el Alter G. Mediante el inflado de una bolsa con diferente presión que el ambiente exterior, permite aislar los miembros inferiores y así reducir la carga que soportan al correr. De esta forma permite iniciar antes la rehabilitación de lesiones, ya que es capaz de reducir la carga hasta un 20% del peso del cuerpo. Es como correr en la Luna. No os perdáis los vídeos que hay en la página del fabricante.

alterg

Hay alguna categor√≠a m√°s, sobre todo quir√ļrgicas, as√≠ que si ten√©is inter√©s pod√©is ver el resto siguiendo este enlace. Yo tuve que parar cuando v√≠ el Dyna TRIM.

Titulinos

09/ 04/ 10

Si alguien me preguntase cu√°l es mi “momento Pavlov”, una palabra se me vendr√≠a a la cabeza: “movierecord”. El olor a palomitas reci√©n hechas y la m√ļsica pegadiza de esta cabecera me convierten en el mejor ejemplo del condicionamiento cl√°sico, pierdo la dignidad y comienzo a salivar. Uno llega desde el mundo real a la sala de cine, y en unos instantes es trasportado a otros lugares u otros tiempos. Los artesanos del cine saben de la importancia de este proceso, y por eso invierten tanto esfuerzo en los primeros momentos del metraje. Los t√≠tulos de inicio, la intro, o como quer√°is llamarlo, son la tarjeta de presentaci√≥n del director y la pel√≠cula. Algunos incluso se han convertido en un cl√°sico independientemente de las pel√≠culas a las que preceden, como ocurre con las pel√≠culas del agente 007, o con la saga de La Guerra de las Galaxias. En la televisi√≥n, la hermana peque√Īa, sucede lo mismo con las series. Aunque series como Perdidos o 24 se sumergen desde el primer fotograma en la acci√≥n, muchas otras hacen su presentaci√≥n con aut√©nticas obras de arte. Mad Men, United States of Tara o Dexter han sido algunos de los √ļltimos ganadores de la categor√≠a “Outstanding Main Title Design” de los Emmys (si, hay demasiadas categor√≠as).

En la entrada de hoy os presentamos algunas de nuestras “intros” favoritas, algunas m√°s cl√°sicas que otras. La que encabeza la entrada es la de “Up in the Air”, la pel√≠cula de Jason Reitman que le vali√≥ a Clooney la nominaci√≥n a mejor actor en los Oscar (y otras 5 nominaciones en categor√≠as que tampoco gan√≥). Si quer√©is ver el resto pinchad en “seguid leyendo”…

Read the rest of this entry »

Voxels

09/ 04/ 10

Ayer Internet se vi√≥ invadido por el √ļltimo v√≠deo de los franceses One More Productions: Pixels. No s√© qui√©n fue el primero en enlazarlo porque cuando llegu√© a casa ya sal√≠a en varios de mis blogs de cabecera. Estaba en portada de Boing Boing, uno de los blogs m√°s le√≠dos del mundo, as√≠ que supongo que la gran difusi√≥n ser√° en parte culpa de ellos. El video muestra el ataque de Nueva York por un ej√©rcito de alien√≠genas pixelados, fichas de Tetris y PacMans. Lleno de referencias al mundo de los 8 bits, y con unos efectos sonoros que har√°n que desenpolv√©is vuestras Ataris, Commodores y Game Boys.

One More Productions

Page 2 of 3
1 2 3