Entradas en February de 2010

¬ŅNos da miedo pensar?

19/ 02/ 10

¬ŅNos da miedo pensar?

“Los hombres temen al pensamiento m√°s de lo que temen a cualquier otra cosa del mundo; m√°s que la ruina, incluso m√°s que la muerte. El pensamiento es subversivo y revolucionario, destructivo y terrible. El pensamiento es despiadado con los privilegios, las instituciones establecidas y las costumbres c√≥modas; el pensamiento es an√°rquico y fuera de la ley, indiferente a la autoridad, descuidado con la sabidur√≠a del pasado. Pero si el pensamiento ha de ser posesi√≥n de muchos, no el privilegio de unos cuantos, tenemos que hab√©rnoslas con el miedo.

Es el miedo el que detiene al hombre, miedo de que sus creencias entra√Īables no vayan a resultar ilusiones, miedo de que las instituciones con las que vive no vayan a resultar da√Īinas, miedo de que ellos mismos no vayan a resultar menos dignos de respeto de lo que hab√≠an supuesto.

¬ŅVa a pensar libremente el trabajador sobre la propiedad? Entonces, ¬Ņqu√© ser√° de nosotros, los ricos?

¬ŅVan a pensar libremente los muchachos y las muchachas j√≥venes sobre el sexo? Entonces, ¬Ņqu√© ser√° de la moralidad?

¬ŅVan a pensar libremente los soldados sobre la guerra? Entonces, ¬Ņqu√© ser√° de la disciplina militar?

¬°Fuera el pensamiento! ¬°Volvamos a los fantasmas del prejuicio, no vayan a estar la propiedad, la moral y la guerra en peligro!

Es mejor que los hombres sean est√ļpidos, amorfos y tir√°nicos, antes de que sus pensamientos sean libres. Puesto que si sus pensamientos fueran libres, seguramente no pensar√≠an como nosotros. Y este desastre debe evitarse a toda costa.

As√≠ arguyen los enemigos del pensamiento en las profundidades inconscientes de sus almas. Y as√≠ act√ļan en las iglesias, escuelas y universidades.”

Principios de reconstrucción social. Bertrand Russell, 1916

La foto de cabecera fue realizada por Henri Cartier-Bresson

La dama y la muerte: Goya al mejor cortometraje de animación

19/ 02/ 10

Hoy os traemos este corto de Javier Recio, que se ha hecho con el Goya al mejor cortometraje de animación en la reciente edición de estos premios. Se trata del segundo proyecto de los estudios Kandor Graphics y optará en el mes de marzo al Premio Oscar en su categoría.

Cómo compartir archivos enormes

18/ 02/ 10

¬ŅAlguna vez te ha pasado que quieres compartir con otra persona un archivo por internet, pero que este archivo excede los l√≠mites de tu cuenta de correo? Vamos a buscar la soluci√≥n. En esta p√°gina ya os hab√≠amos hablado de un fant√°stico programa que se llama dropbox que te permite compartir cualquier tipo de archivo, adem√°s de otras muchas opciones. Pero hoy os vamos a hablar de algo m√°s novedoso: Opera Unite. Con este programa podr√©is compartir cualquier archivo de vuestro ordenador sin importar el tama√Īo, bien dej√°ndolo abierto a cualquier visitante o bien limit√°ndolo a aquellos a los que envi√©s una contrase√Īa. Adem√°s podr√©is escuchar vuestra m√ļsica o ver vuestras pel√≠culas desde otro ordenador, usando simplemente vuestro navegador favorito de la forma m√°s sencilla. Si lo que quieres es ver las pel√≠culas de tu ordenador en tu iphone conectado a internet sigue el enlace de abajo a Air video. ¬°Muy recomendable!

Opera

Dropbox

Air Video

El signo de Gowers

17/ 02/ 10

Todo debe quedar registrado

El siglo XIX ya est√° bien avanzado. Estamos en el a√Īo 1870. El d√≠a 9 de junio, en el condado de Kent, tras sufrir un nuevo ictus, muere Charles Dickens. Pasar√°n muchos a√Īos antes de que la medicina piense en el ictus como una enfermedad tratable. Si en aquel momento Dickens hubiera sido trasladado a uno de los hospitales de Londres, tal vez habr√≠a sido atendido por el Doctor Gowers.

Gowers es un m√©dico reci√©n licenciado que acaba de iniciar su carrera en el National Hospital y que llama la atenci√≥n de sus compa√Īeros por una minuciosidad extrema en la recogida de la informaci√≥n cl√≠nica. Con los a√Īos desarrollar√° un m√©todo taquigr√°fico que le permitir√° recoger la historia cl√≠nica con gran rapidez y detalle, de manera que nada de lo que el paciente cuente se pierda. La acumulaci√≥n de datos, la experiencia aprendida con miles de pacientes le permitir√° entresacar lo que tienen de com√ļn, inferir hip√≥tesis, enfrentarlas con la realidad y convertirse en uno de los cl√≠nicos y docentes m√°s notables de su tiempo. Sus bi√≥grafos han definido a Gowers como un naturalista, que se acercaba a los pacientes con el prop√≥sito de observar minuciosamente los fen√≥menos patol√≥gicos, identificarlos y clasificarlos.

El hombre y su obra

William Richard Gowers fue una de las figuras m√°s trascedentales de la neurolog√≠a de finales del siglo XIX y principios del XX. Junto con su colega Hughlings Jackson fue responsable del establecimiento del National Hospital for the Paralysed and Epileptic en Queen Square, Londres. Quienes han estudiado en profundidad su obra afirman que no ha perdido vigencia un siglo despu√©s y que sus descripciones cl√≠nicas no han sido superadas. Su libro A Manual of Diseases of the Nervous System se considera el mejor libro de texto de neurolog√≠a escrito jam√°s por un √ļnico autor. Con justicia se le ha denominado la Biblia de la Neurolog√≠a.

Gowers naci√≥ en 1845 en una peque√Īa ciudad al norte de Londres y estudi√≥ medicina en el University College Hospital. En 1870 comenz√≥ a ejercer en el National Hospital de Queen Square y poco despu√©s inici√≥ su carrera como docente. Se retir√≥ en 1910.

Pronto se forj√≥ una reputaci√≥n como cl√≠nico astuto y observador consumado y en 1881 public√≥ una gran monograf√≠a sobre epilepsia en la que revisaba los datos cl√≠nicos de 1500 pacientes que hab√≠a valorado personalmente. Previamente, en 1879, hab√≠a escrito una hist√≥rica monograf√≠a sobre la par√°lisis muscular pseudohipertr√≥fica. Pese a no constituir la primera descripci√≥n de la misma, realiz√≥ una profunda revisi√≥n, aportando veinte casos que √©l mismo hab√≠a estudiado, y aport√≥ ilustraciones del m√©todo utilizado por los ni√Īos para levantarse del suelo, en lo que a√ļn hoy se conoce como el signo de Gowers.

Gowers publicó un Atlas de Oftalmoscopia, convirtiendo al oftalmoscopio en parte fundamental del instrumental del neurólogo. También publicó un libro sobre enfermedades de la médula espinal que incluye el primer diagrama que ilustra la correspondencia entre los segmentos medulares y los cuerpos vertebrales. La aplicación práctica de las habilidades clínicas descritas por Gowers permitió la primera resección exitosa de un tumor medular por Victor Horsley en 1888.

Pese a que Gowers desaconsejaba el uso de ep√≥nimos, la historia ha querido que su nombre se encuentre asociado a varias entidades neurol√≥gicas: el fen√≥meno de Gowers, la miopat√≠a distal de Gowers, la soluci√≥n de Gowers en el tratamiento de la migra√Īa, el tracto espinocerebeloso anterior de Gowers son los ep√≥nimos m√°s conocidos. Se han descrito tres signos de Gowers: dolor a lo largo del nervio ci√°tico comprimido en la dorsiflexi√≥n pasiva del pie; contracci√≥n irregular de la pupila en la l√ļes temprano (cf Argyll Robertson); y la maniobra de enderezamiento en la distrofia de Duchenne.

El signo de Gowers

Este √ļltimo es el que suele venirnos a la mente cuando hablamos de signo de Gowers. En 1879 nuestro hombre describi√≥ la forma de incorporarse desde el suelo de 21 chicos con par√°lisis muscular pseudohipertr√≥fica en una lecci√≥n impartida a estudiantes de la Facultad. Incialmente Gowers pens√≥ que el signo ser√≠a patognom√≥nico de esa enfermedad, ya que estaba presente en todos los casos que hab√≠a estudiado. Posteriormente se observ√≥ que tambi√©n estaba presente en otros ni√Īos con debilidad muscular proximal.
La elocuente descripción del Doctor Gowers insistía sobre dos hechos claves:
1. Los ni√Īos adoptan una posici√≥n prona antes de intentar levantarse
2. Los ni√Īos trepan por sus piernas
Si bien el segundo punto ha sido siempre más enfatizado y considerado clave para el diagnóstico, tiene una presentación más tardía, y suele ser la adopción de la posición prona previa a la maniobra de levantarse la que define más precozmente estas patologías.

En la cabecera de este post podéis ver los dibujos originales de Gowers documentando estos hechos, pero tal vez el vídeo a continuación sea más ilustrativo:

La descripción original realizada por Gowers se considera un modelo magistral de descripción clínica, por lo que la reproducimos a continuación en su idioma original:

“The difficulty in going upstairs is especially due to the weakness of the extensors of the knee and hip. The defect of the extensors of the hip causes the gait to have a peculiar oscillating characters.
The greatest defect, however, is in the power of rising from the floor, and the most characteristic peculiarity is the mode in which this is achieved, if it be still possible, and no objects near, by which the patient can aid himself. He commonly has not sufficient power to extend the knees when the weight of the trunk is on the upper extremity of the femur, which is then a lever in which power, applied between the fulcrum and the weight, acts at least advantage. He therefore places his hands on his knees, his arms thus bring much of the weight of the upper part of the trunk on the femur close to the fulcrum, between this and the power, which can then act at greater advantage. When the knees are extended, the power of the extensors of the hip may be sufficient to raise the body into the upright position, or the patient may aid them by an upward push with the hand as he takes it off. If, however, these extensors are weak, the hands are often moved higher and higher up the thighs, grasping alternately, and thus pushing up the trunk. To get thus the requisite support, the knees must not he quite extended, and if their extensors have no power, the device cannot be employed, and the patient is altogether unable to rise. In many cases, especially when extension of the hip is easy, the patient achieves the extension of the knees in another way; he puts the hands on the ground, stretches out the legs behind him far apart, and then, the chief weight of the trunk resting on the hands, by keeping the toes on the ground and pushing the body backwards, he manages to get the knees extended, until the trunk is supported by the hands and feet, all placed as widely apart as possible. Next the hands are moved alternately along the ground backwards, so as to bring a larger portion of the weight of the trunk over the legs. Then one hand is placed upon the knee, and a push with this, and with the other hand on the ground, is sufficient to enable the extensors of the hip to bring the trunk into the upright position”.

Y por si estáis interesados, a continuación encontraréis la edición completa de las lecciones de Gowers en la Facultad de Medicina, en un facsímil de la edición de 1885.

Enlaces: Nuevo medicamento a examen

16/ 02/ 10

Nuevo medicamento a examen

Entre los diversos servicios a los profesionales sanitarios que proporciona el Portal de Salud del Pa√≠s Vasco, nos han resultado de gran inter√©s las fichas de Nuevo Medicamento a Examen que vienen publicando desde los inicios de la pasada d√©cada. Su prop√≥sito es suministrar informaci√≥n objetiva, evaluada, independiente y concisa sobre los nuevos medicamentos comercializados en Espa√Īa. Las evaluaciones son realizadas por el Comit√© de Evaluaci√≥n de Nuevos Medicamentos (CENM) de Euskadi, compuesto por profesionales sanitarios del Departamento de Sanidad, de Osakidetza y de la Universidad del Pa√≠s Vasco.

Se trata de fichas breves que intentan responder directamente a los interrogantes que nos planteamos cotidianamente en torno a seguridad, eficacia y aportación que representan los fármacos o presentaciones nuevas con respecto a lo previamente disponible.

En los √ļltimos a√Īos han publicado an√°lisis sobre diversos medicamentos de uso neurol√≥gico de nueva aparici√≥n que pod√©is consultar en los siguientes v√≠nculos:

Zonisamida

Rotigotina

Rivastigmina en parches

Ropirinol en síndrome de piernas inquietas

Pramipexol en síndrome de piernas inquietas

Pregabalina

Rasagilina

Levodopa/carbidopa/entacapona

Memantina

Etiquetas:

Profilaxis secundaria del ictus

15/ 02/ 10

Hoy volvemos con otra sesión del servicio. Sergio Calleja, médico adjunto del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Central de Asturias, hace un repaso crítico a las alternativas actuales en la prevención del ictus.

¬ŅQui√©n es Phineas Gage?

12/ 02/ 10
Gage train

El capataz

Corre el a√Īo 1823 1848. Nos encontramos casi una milla al Sur de de Cavendish, Vermont. Phineas Gage tiene 26 a√Īos y ya es capataz de obra de la Rutland & Burlington Railroad. Est√° al mando de la creaci√≥n de la v√≠a ferroviaria que unir√° Cavendish con Chester. La zona es muy rocosa y hace falta demoler con p√≥lvora las piedras para preparar el lecho de la v√≠a. El trabajo de Phineas es elegir la zona de la roca donde la detonaci√≥n sea m√°s eficaz. En ese preciso lugar debe cavar el agujero, llenarlo de p√≥lvora, introducir un detonador, taparlo con arena, y compactarlo con una barra de hierro. De esta forma la p√≥lvora s√≥lo explotar√° cuando activen el detonador.

cavendish

Hoy es 13 de Septiembre y el d√≠a es h√ļmedo y caluroso. Si no fuera porque las hojas de los √°rboles comienzan a te√Īirse de marr√≥n hoy podr√≠a ser un d√≠a de verano. Despu√©s de una dura jornada de trabajo, Phineas Gage est√° exhausto. S√≥lo quedan tres detonaciones y podr√° volver a casa. Cava el agujero, mete la p√≥lvora y agarra su barra de hierro. Se queda mirando a su compa√Īera de batallas. La barra mide alrededor de un metro de largo, 3cm de di√°metro y pesa casi 6 kg, y su uso constante durante a√Īos ha redondeado su forma y endurecido los m√ļsculos de Gage. Phineas piensa en la promesa de su jefe de que despu√©s de esta demolici√≥n ya no volver√° a trabajar a pie de obra. Es un hombre inteligente y formal, y su talento puede ser aprovechado mejor en la secci√≥n de contabilidad de la empresa. Se imagina su nuevo despacho mientras la barra que empu√Īa desciende con fuerza contra el suelo. En el instante en que siente el impacto se da cuenta de que ha olvidado a√Īadir la arena. Una chispa insignificante causa la detonaci√≥n de la carga de explosivo. Todo sucede muy r√°pido.

La barra de acero sale despedida contra la cabeza de Phineas, introduci√©ndose en su cr√°neo a trav√©s de la mejilla. D√©cimas de segundo despu√©s lo abandona por un agujero entre los dos parietales. Phineas cae de espaldas, y la barra aterriza a m√°s de 20 metros de su due√Īo.

El Ballenero

daguerrotivo de gage

Jack Y Beverly Wilgus discuten en un mercadillo de un barrio portuario de Baltimore. Los dos son aficionados a coleccionar fotograf√≠as antiguas, y en el puesto del mercadillo de Fells Point tienen algunos ejemplares magn√≠ficos. Jack est√° interesado en una l√°mina en blanco y negro de un barco pesquero. Beverly sujeta un peque√Īo daguerrotipo de un hombre joven tuerto que sostiene un arp√≥n en sus manos. El precio es excesivo, pero Jack sabe que cuando a su mujer se le antoja algo no hay nada que la haga cambiar de opini√≥n. Sonr√≠e mientras deja la l√°mina en su sitio y paga al due√Īo del puesto. Con el tiempo olvidar√° este d√≠a.

El médico

Phineas se levanta aturdido y ensordecido por la explosi√≥n. Sus compa√Īeros le rodean y no dejan de hacerle preguntas. Est√° sangrando por la cara y la cabeza, y se siente algo mareado. A√ļn as√≠ camina por su propio pie hasta una carreta que le llevar√° al pueblo, y les pregunta a los obreros por el accidente. Asustados por el incidente, lo llevan r√°pido en el coche de caballos a Cavendish para que lo examine el doctor Harlow. Llegan al hotel donde Gage se estaba alojando. El m√©dico llega una hora m√°s tarde.

Cuando el Doctor Harlow encuentra al paciente queda impresionado. No acostumbrado a lo que el llama “medicina militar”, la visi√≥n de Phineas Gage cubierto de sangre lo deja paralizado durante unos instantes. Gage reconoce al doctor y le explica lo sucedido con todo lujo de detalles. Harlow no puede dejar de mirar el agujero en su cabeza.

Durante el mes siguiente se hace cargo de Phineas. En ese tiempo la herida se infecta y el paciente pierde el ojo y entra en coma. Pero poco a poco se va recuperando y a finales de Noviembre abandona su convalecencia. En ese momento Harlow escribe en su informe: “El paciente mantiene intactas capacidades como el habla, la memoria o la marcha, podr√≠a decirse que se ha recuperado del todo. Sin embargo tiene un comportamiento extra√Īo, irreverente e infantil. Sale a la calle sin abrigo ahora que el clima es fr√≠o, es obstinado y es dif√≠cil llevarle la contraria. Aquellos que lo conocen coinciden: esta persona ya no es Gage.”

La nieta

Jack escanea una l√°mina de un pesquero acompa√Īado de su nieta. Hace meses que Beverly y √©l digitalizan su archivo de fotograf√≠as antiguas. Gracias a su nieta han descubierto Flickr, un servicio en internet donde pueden compartir su enorme colecci√≥n de fotos con cualquier persona que est√© conectada a un ordenador. Beverly es la encargada de gestionar la p√°gina, mientras que Jack prefiere el aspecto fotogr√°fico, nunca le han gustado los ordenadores. Beverly llama a Jack para que vea el comentario que un hombre ha dejado en una de sus fotos. Es la imagen de un daguerrotipo de un hombre joven con un solo ojo sujetando un arp√≥n. Beverly, mirando la pantalla, dice: “Es la foto del ballenero tuerto, ¬Ņrecuerdas donde la conseguimos?”. Jack le responde que hace m√°s de treinta a√Īos que la imagen ocupa la misma repisa de su casa, y no recuerda cu√°ndo ni donde la compraron. Beverly se√Īala el comentario bajo la foto. Jack se acerca y lee: “Miren, soy un entusiasta del mundo de los cet√°ceos y conozco las herramientas usadas para cazarlos. Puedo asegurarles que lo que ese hombre lleva en su mano no es un arp√≥n.”

El profesor

El profesor est√° esperando a la salida de la clase. Est√° muy nervioso, aunque trata de evitar que sus alumnos lo noten. Sabe que su primera clase con ellos va a ser fundamental si no quiere ver varias filas con asientos vac√≠os el resto del semestre. Este a√Īo ha preparado una buena clase. Reconoce que no es muy original, pero ha recurrido a la historia de Phineas Gage. La forma en que el Dr. Harlow describi√≥ en varios art√≠culos las consecuencias del accidente sobre Phineas podr√≠a ensa√Īar una lecci√≥n importante a los alumnos. Harlow fue pionero en relacionar los cambios personalidad con la lesi√≥n de los l√≥bulos frontales. Va a dar la charla ayudado por el Powerpoint. No se le da muy bien el dichoso programa, y varias veces se le bloque√≥ sin guardar el trabajo. Al final la mayor parte de las diapositivas son fotos, con muy poco texto. Son im√°genes de Vermont, del lugar del accidente, del cr√°neo de Phineas, de la barra‚Ķ es incre√≠ble que no pudiera encontrar en google ninguna foto del famoso paciente.

Repasa mentalmente el esquema que tiene pensado para la clase, y decide que va a a omitir muchas interpretaciones de la historia de Gage. Aunque los estudios de Damasio le apasionan, no cree que puedan causar mucha impresi√≥n en estos j√≥venes, al menos en una primera clase. Sin embargo hacerles ver que en el siglo pasado los cient√≠ficos no pensaban que la personalidad pod√≠a residir en el cerebro, va a hacer que se planteen algunos dogmas. Si en el siglo pasado no se imaginaban algo que es tan evidente para nosotros, ¬Ņque cosas que ahora no imaginamos ser√°n obvias para los cient√≠fios del siglo XXII?. El timbre suena interrumpiendo las ideas del profesor. Mira la clase llena de alumnos mientras el profesor de Literatura le saluda al salir. Comienza el curso.

El comentarista

Beverly y Jack vuelven de vacaciones. Cansados tras muchas horas de viaje dejan sin abrir las maletas y descansan en el sal√≥n. Beverly enciende el ordenador y al cabo de unos minutos avisa sorprendida a su marido. No saben lo que est√° pasando. Su cuenta de correo electr√≥nico muestra cientos de nuevos mensajes. Incluso tienen una carta de la Fundaci√≥n Smithsonian. Desbordados por la avalancha de correos no son capaces de concentrarse. Lo primero que piensan es en el cr√©dito que solicitaron por la obra del garaje. Entonces Beverly lee una palabra que hace que comience a atar cabos: Flickr. R√°pidamente entra en su perfil de Flickr y descubre cientos de nuevos comentarios bajo la foto del ballenero tuerto. Busca el comienzo de la cadena de mensajes, y encuentra una sola l√≠nea de texto escrita por un tal MIchael Spurlock: “‚ĶPuede que hay√°is encontrado una foto de Phineas Gage”.

couple

Jack -dice Beverly.-¬ŅQui√©n co√Īo es Phineas Gage?

Esto es una recraci√≥n de la historia de Phineas Gage, un famoso personaje que aparece en muchos libros de psicolog√≠a y neurolog√≠a, y de c√≥mo m√°s de 150 a√Īos despu√©s de su muerte la √ļnica foto que se conoce de √©l fue encontrada gracias a internet. Aunque los personajes son verdaderos, algunos de los hechos narrados son ficticios. Si quieres leer m√°s sobre la historia te proponemos algunos enlaces:

Boing Boing
Smithsonian
Jack y Beverly Wilgus
Dr. Harlow en Boston Medical and Surgical Journal
Wikipedia
Video en New England Journal of Medicine de una simulación del accidente.

Page 2 of 4
1 2 3 4