Amanece, que no es poco

08/ 01/ 10

Continuando con nuestros v√≠deos pedag√≥gicos sobre Cardiolog√≠a, rescatamos hoy del desv√°n de la memoria una de las escenas m√°s estramb√≥ticas sacadas de una de las pel√≠culas m√°s marcianas del cine espa√Īol. “Amanece, que no es poco”, dirigida por Jos√© Luis Cuerda en 1989 es hoy una pel√≠cula de culto. Su p√°gina de Facebook tiene m√°s de 13.000 usuarios adheridos y yo mismo conozco a un mont√≥n de gente que me podr√≠a dar sin pesta√Īear la r√©plica de cualquiera de sus di√°logos. Son 90 minutos de continua creatividad, de di√°logos desternillantes, de personajes inolvidables que atraviesan una trama compleja que discurre por la dif√≠cil frontera entre lo surrealista y lo rid√≠culo. La galer√≠a de actores espa√Īoles que le dan vida es magn√≠fica. En esta pel√≠cula se juntaron todos aquellos secundarios geniales que dieron grandeza al mejor cine espa√Īol. Escapados de las compa√Ī√≠as de teatro, de las pel√≠culas de Berlanga y de Bardem, recalaron todos juntos en “Amanece que no es poco”, en la que tal vez fue la √ļltima pel√≠cula a la altura de su talento. En este v√≠deo el maestro Don Roberto (el gran Paco Hern√°ndez, habitual actor de doblaje, recientemente fallecido) les explica a sus alumnos el funcionamiento del coraz√≥n.

Puedes dejar un comentario, o un trackback de tu sitio web.

Una respuesta a “Amanece, que no es poco”

  1. Tom√°s Segura Dice:

    January 20th, 2010 at 11:00 pm

    Pel√≠cula de culto, s√≠, y entra√Īable para los albacete√Īos, porque est√° √≠ntegramente rodada en la Sierra de Albacete. La provincia de Albacete es una gran desconocida para la mayor√≠a de los espa√Īoles. Incluso para los madrile√Īos, que durante decenios atraviesan sus confines en busca del sol del levante. Precisamente esta circunstancia, la de las migraciones matritenses, es lo que ha extendido la creencia de que nuestra tierra es llana. En sentido estricto, la provincia de Albacete tiene m√°s de monta√Īa o media monta√Īa que de llanura. Se trata de una tierra de paso, frontera secular entre el Islam y los reinos cristianos primero, para ser luego zona de disputa entre Castilla y Arag√≥n. Las fronteras entonces las marcaban las monta√Īas o las hoces de los r√≠os. Por eso nuestra tierra tiene tanto de ambas cosas. Esto dio lugar a constantes repoblamientos, ( en nuestras calles se blasonan apellidos navarros y vascongados, mallorquines y altoaragoneses) lo que explica en gran medida el poco sentido nacionalista de los manchegos en general y de los albacete√Īos en particular, y la variedad de su folclore, capaz de mezclar las jotas con los severos pasos procesionales. Albacete limita con 7 provincias diferentes, y s√≥lo tiene de Mancha el noroeste, que llegando desde Ciudad Real inunda nuestras tierras de un mar de vi√Īas. Esta zona s√≠ es llanura, y es la que atraviesa la autov√≠a A3, y la antigua autov√≠a de Alicante, que no en vano fue dise√Īada para evitar orograf√≠as m√°s agrestes. Pero el resto de Albacete es r√≠o o monta√Īa. Y es la mayor√≠a. Animo a todos los amantes del senderismo a perderse en la Sierra de Segura, como los protagonistas de Amanece que no es poco. Encontrar√°n parajes poco transitados, paisajes a veces cuasi alpinos, gentes aut√©nticas, sencillas y duras como la tierra que los alberga, r√≠os que si las nieves acompa√Īan en invierno, se despe√Īan cristalinos por el paraje c√°rstico de Los Chorros o encajonados como el Tus durante kil√≥metros entre paredes verticales. Nadie quedar√° defraudado. Ni siquiera los asturianos hechos a los Picos. No ver√°n alturas tan memorables, pero s√≠ contrastes incre√≠bles, simas que se abren en la llanura, Ri√≥pares que aparecen de la nada. Sed bienvenidos.

Deja un comentario